• |
  • |
  • END

La Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua, acantonada en la Región Autónoma del Atlántico Norte, asestó otro golpe al crimen organizado al incautarle un cargamento de 1.2 toneladas de cocaína en la laguna de Wounta, 29 millas náuticas al sur de Bilwi y a tres millas al suroeste de la barra de Wounta.

El operativo de la marina nicaragüense fue ejecutado a las 02:49 de la madrugada de este lunes, basándose en información de Inteligencia Naval. Según fuentes militares de la zona, al momento de interceptar la lancha, los traficantes dispararon, y los cuatro individuos que iban a bordo huyeron, dejando varada la panga Amberes con dos motores fuera de bordo de 200 caballos de fuerza cada uno, ocho barriles de gasolina y 62 bultos con la droga.

Según el jefe de la Fuerza Naval en la RAAN, capitán de corbeta José Castillo, ante tantos golpes que se les ha propinado, la mafia ha implementado la estrategia de transportar los cargamentos de droga de noche para enmascararse en la penumbra, “pero han fracasado por la eficiencia del trabajo de Inteligencia y la efectividad de la vigilancia en el Mar Caribe y lagunas adyacentes”.

La panga Amberes y el cargamento de cocaína fueron trasladados a Bilwi, donde se les entregaron a la Policía y al Ministerio Público para su respectivo pesaje y análisis de laboratorio.

El capitán de corbeta Castillo informó que efectivos de la Fuerza Naval ejecutan un operativo de búsqueda y de rastreo de los traficantes, que huyeron abandonando la embarcación y la droga.

En Managua, el jefe de la Naval, contralmirante Róger González, informó que la lancha fue detectada a las 7 de la noche del domingo 19 de septiembre a 56 millas al sureste de Bluefields, en la RAAS, y desde entonces se le dio persecución con patrullas de Corn Island y Bluefields.

En la persecución en alta mar participaron 30 efectivos militares, un guardacostas y tres lanchas rápidas, que durante cinco horas y media dieron seguimiento a la nave de matrícula colombiana, hasta que los narcotraficantes se metieron a la Laguna de Wounta y vararon el navío a las 2:00 a.m. del lunes 20.

En la lancha iban 37 sacos llenos de tacos de cocaína. 25 sacos más fueron lanzados al mar en la huída, pero fueron rastreados y rescatados por las lanchas rápidas de la Naval.

Según el cálculo del jefe de la Naval, esa unidad militar lleva registrado unas 4.4 toneladas de droga capturadas en lo que va del año, más 585 kilos de marihuana. A ese ritmo, estimó que pueden llegar a capturar seis toneladas al finalizar 2010.

Ésta es la cuarta nave con drogas que capturan en lo que va de septiembre. En las otras tres ocasiones han sido recibidos a balazos y ha habido heridos y muertos entre los delincuentes y las fuerzas militares.

Resienten informe de EU

En el informe, el jefe de la Naval mostró molestia con un informe de Estados Unidos, que ubica a Nicaragua en una lista de países que no hacen “lo suficiente por combatir al narcotráfico”.

El informe subrayó que Costa Rica, Honduras y Nicaragua se suman a Panamá y a Guatemala, que ya antes aparecían en la lista como naciones centroamericanas que están siendo utilizadas cada vez más en este trasiego por los narcotraficantes. De los países del área, sólo El Salvador y Belice no figuran en la controvertida lista.

Al respecto, el contralmirante dijo que el Ejército necesita más recursos para combatir a los narcos, y que Estados Unidos no aporta la suficiente ayuda.

“Quienes producen la cocaína, están al Sur, quienes la consumen están al Norte, Centroamérica es un paso obligado para los narcos, nos tienen en una lista negra, pero estamos dando resultados, pero hay resultados”, dijo el jefe militar.

González dijo que la Fuerza Naval necesita al menos 100 millones de dólares en recursos para adquirir helicópteros, radares, lanchas rápidas, aviones con visores nocturnos, cuatro guardacostas, combustible y otros medios que suman alrededor de 100 millones de dólares.

El jefe militar dijo que Estados Unidos aporta unos 2 millones de dólares al año en apoyo logístico y técnico, pero que la ayuda “no es suficiente”.