• |
  • |
  • END

A finales de octubre, estarán en Nicaragua 500 vehículos que se destinarán como taxis de la capital, informó Reynaldo Bermúdez, Presidente de la Unión de Cooperativas de Taxis de Managua (Unicootaxma), después de reunirse con el director del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua (Irtramma), Francisco Alvarado.

Bermúdez explicó que estos vehículos fueron comprados a Rusia por el consorcio ALBA-Caruna, por cinco millones de dólares, y serán vendidos a los taxistas de la capital por un precio todavía no establecido.

Según Bermúdez, cuando se compraron los buses, el gobierno se comprometió a comprar los vehículos para taxis, en compensación por la donación de los buses.

“Los rusos regalaron los buses, pero el gobierno en compensación de eso compró 500 vehículos con 5 millones de dólares, con fondos ALBA”, aseguró Bermúdez. En esta ocasión, al no haber donación, se espera que con la recuperación del dinero de la venta de los taxis, Irtramma pueda comprar otras unidades, afirmó Bermúdez.

Siguen protesta

Por su parte, taxistas de Managua de nuevo volvieron a la calle a protestar en contra del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua, Irtramma, debido a que continúa con las multas, consideradas por ellos como ilegales, y por una supuesta campaña para sacar de circulación a por lo menos cinco mil trabajadores del volante.

Gerardo Matus, Presidente del Movimiento Unido de Transportistas de Nicaragua (Mutranic), acompañado por dirigentes de más de una decena de centrales de taxis, denunció que el director del Irtramma, Francisco Alvarado, se ha estado reuniendo con taxistas de centrales y federaciones afines al gobierno para sacarlos de circulación.

No obstante, el presidente de Unicootaxma, Rey naldo Bermúdez, aseguró que más bien con el Irtramma acordaron dar un plazo hasta el próximo 29 de septiembre, para que los taxistas que no hayan renovado sus permisos de operación lo hagan, aun cuando haya pasado el tiempo.

Una vez concluido este período, Irtramma declarará una moratoria de cinco años, durante la cual no otorgará ningún permiso de operación. Al mismo tiempo, según Bermúdez, se creó una comisión jurídica, la cual se encargará de gestionar y de elaborar los contratos de concesión por 20 años, tal como lo establece la Ley de Transporte Terrestre.

Yolanda Téllez, Presidenta de la Unión de Taxistas Gordita de Oro, aseguró que el Instituto no ha querido aceptar a los taxistas delegados por estas organizaciones, para conformar la mesa técnica del sector, que es donde se han estado discutiendo temas centrales para el gremio.