Rafael Lara
  • |
  • |
  • END

Ex trabajadores de la Alcaldía de Granada demandaron al edil Eulogio Mejía la restitución de sus puestos de trabajo y el pago de sus salarios caídos, alegando que tienen sentencias judiciales firmes que no acata, según denunciaron en la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH.

Oscar Javier Moreira, Secretario General del Sindicato de la Unión Nacional de Empleados de la Alcaldía de Granada, indicó que los demandantes fueron despedidos desde el 23 de febrero de 2009, cuando se lanzó a la calle a unos 70 trabajadores, incluidos ocho dirigentes sindicales, con lo que se violentó el fuero sindical.

Indicó que el alcalde Mejía realizó el despido aplicando el artículo 45 de la Ley Laboral, el cual no era aplicable para los trabajadores de la Alcaldía, ya que a la ley antes señalada se contrapone la Ley 502 o Ley de Carrera Administrativa Municipal, la que establece la estabilidad laboral para los trabajadores de la municipalidad.

El sindicalista aseguró que han recurrido a todas las instancias, agotando los recursos de ley para hacer prevalecer sus derechos como trabajadores.

19 con sentencias firmes

Así, 19 de ellos tienen sentencia firme por parte de los Juzgados Laborales, respaldados también por resoluciones del Ministerio del Trabajo y por la sentencia en segunda instancia del Tribunal de Apelaciones, que confirmó la sentencia a su favor, mandando a pagar salarios caídos y su reintegro inmediato, pero hasta el momento aseguraron que la municipalidad granadina se resiste a acatar.

Moreira señaló que el despido fue por las acciones y demandas sindicales en beneficio de los trabajadores municipales.

Álvaro Leiva, Secretario de Asuntos Laborales de la Federación Democrática de Trabajadores del Servicio Público, y coordinador de la CPDH en Masaya, dijo que tramitarán la denuncia a fin de garantizar a los trabajadores sus derechos constitucionales, laborales y humanos.

“Según la documentación entregada, con todas las ejecutorias de sentencia a favor de los 19 dirigentes sindicales, se evidencia que la Ley 502 ha quedado como una utopía, al igual que la Ley 476 o Ley del Servicio Civil y Carrera Administrativa, lo que deja claro que la municipalidad de Granada ha violentado las leyes laborales, además de cometer el delito de no acatar una sentencia judicial firme, que trastoca el artículo 462 del Código Penal”, afirmó Leiva.

Agregó que se presentaron ante la Comisión Laboral de la Asamblea Nacional, donde entregaron un libelo informativo sobre el caso, y anunció que coordinarán acciones por la vía penal.