• |
  • |
  • END

Los directivos de la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos, Enabás, son los responsables de la tensión en el precio de la libra de frijol rojo, denunciaron sus propios distribuidores, pues el gobierno aseguró que tenían producto y abastecerían a buen precio, pero eso no ha sucedido, y más bien ha crecido el encarecimiento y se practica el agiotismo con el grano.

Upanic señala responsabilidades

Los funcionarios de Enabás se lentearon, no previeron lo que pasaría con el abastecimiento de frijoles en este invierno, pese a que lo advertimos, y ahora los especuladores se están dando un banquete, señaló Manuel Álvarez, Presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic.

“La realidad ya lo venía advirtiendo. No critico por criticar, pero se lentearon. Enabás debió prever lo que se venía, tomando en cuenta que los salvadoreños financian parte importante de la cosecha del grano, y que además se exporta a otros países. No debió esperar hasta mediados de septiembre para comprar”, acusó el dirigente gremial.

Álvarez recordó que la producción actual de frijoles se calculaba en 5.5 millones de quintales, pero buena parte se va a la exportación, y Enabás debería haber acopiado lo suficiente para tener las reservas necesarias para sacar en momentos en que el precio está subiendo fuertemente.

Recorrido de END

EL NUEVO DIARIO ayer visitó varios puntos de venta que son abastecidos por Enabás, y lejos de encontrar frijoles en venta a un precio menor, se encontró la queja de los comerciantes, que se preguntan una y otra vez: ¿Por qué se guardan los frijoles? ¿Qué están esperando? ¿Que suba más el precio?
Estos “puntos de venta son seleccionados en conjunto con los CPC, y de acuerdo con criterios de localización, conocimiento y habilidades”, según el documento que les entregó Enabás al elegirlos como distribuidores, donde les prometen que serán abastecidos de todos los productos cada semana, pero nada de eso sucede, y con los frijoles los han mantenido engañados.

No hay explicación

Carlos Ramírez, dueño del puesto ubicado en el barrio Mártires de Pantasma, señaló que no tiene una explicación para el desabastecimiento, pero está seguro de que el grano encarecerá cada día mientras Enabás no saque la producción almacenada, “si es que en realidad la tiene”.

Ramírez explicó que lo último que informó esta empresa estatal es que hasta el jueves les llevará suficiente frijoles. “Lo que nos dijeron los del camión es que nos va a venir el frijol hasta el jueves, porque no lo han podido traer, y que iba a costar 10 córdobas la libra”, indicó.

María Elena Ruiz, sin embargo, dijo que el camión le llevó un quintal “para mientras”, para que abasteciera a los vecinos del barrio “Aldo Chavarría”, donde la demanda es mucho mayor.

“A mí me dejaron un quintal de frijol para que diera dos libras por persona a quienes vinieran a comprar, a un precio de 10 córdobas la libra. Me dijeron que tal vez la próxima semana iban a traer, porque frijoles ahorita no hay”, indicó Ruiz.

“Como la novia de Tola”

Carmen Aragón tiene su puesto del Puente El Paraisito una cuadra al lago y media cuadra arriba, donde ayer esperaba el camión, y se quedó “como la novia de Tola”.

“Supuestamente, hoy (ayer) venían los frijoles, pero nada de venir y ya es tarde. Ya no creo que vengan”, indicó, tras señalar que los distribuidores de Enabás le han informado que el retraso se debe a las fuertes lluvias, pues los camiones no pueden trasladar los granos.

C$ 20 la libra en Rivas

Los dueños de puestos de Enabás en Rivas también continúan a la espera de ser abastecidos de frijol, y desde este lunes en el mercado cada libra oscila entre los 18 y 20 córdobas.

Alicia Álvarez, dueña de una distribuidora y propietaria de un puesto de Enabás en el barrio San Francisco, manifestó que se llevó tremendo susto cuando la mañana del lunes sus proveedores de frijol de Jinotepe le explicaron que tenía que vender la libra del grano en 20 córdobas, “y ese es un precio exagerado y no lo acepté”, detalló.

Manifestó que está a la espera de ser abastecida por Enabás para vender la libra en siete córdobas, pues los funcionarios de esta empresa ahora andan en busca del grano en la Isla de Ometepe. Indicó que la misión parece imposible, pues los productores de la isla vendieron la cosecha de este año a Guatemala, Honduras y El Salvador.

Julio González, otro comerciante de la zona, señaló que está vendiendo la libra a un precio de entre 17 y 20 córdobas, y es abastecido por comerciantes de Masaya, a quienes compra el quintal a un valor de entre 1,600 y 1,700 córdobas.

“Debido a este incremento, la venta se ha caído, porque si antes vendía tres quintales al día ahora vendo uno, y el que me compraba diez libras ahora compra tres” relató.

Desesperación

Carlos José Ramírez, copropietario de la rivense Distribuidora “Karla”, aseguró que en su caso mantiene el precio del frijol rojo en 16 córdobas, mientras ofrece en 13 córdobas la del frijol negro, proveniente de Masaya.

Los directivos de Enabás ayer evitaron brindar declaraciones a ELNUEVO DIARIO, pero se conoció que desde el jueves pasado sus operarios buscan desesperadamente comprar producción almacenada en el norte, en el sur y en el centro del país, especialmente en Sébaco, Condega, Ometepe y Jinotega.

Esta decisión la tomaron debido a que tuvo poco efecto la liberación de la importación de frijol rojo que anunció el Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, pues la semana pasada sólo se registraron cuatro solicitudes para importar con la exoneración, y cada una registraba cargamentos menores a una tonelada.

¿Albalinisa exportará?

Los centros de acopio y de distribución han sido visitados constantemente por operarios de Enabás en las zonas mencionadas, según informaron los mismos productores, quienes aseguran que llegaron tarde, pues lo mismo hicieron en la primera semana de este mes los técnicos de ALBA-Alimentos de Nicaragua S.A. (Albalinisa), quienes buscan exportar el grano.

El Salvador comprará frijol a Nicaragua

La versión concuerda con las declaraciones brindadas por Guillermo López Suárez, titular del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de El Salvador, quien anunció que su país importará 25 mil quintales de frijol desde Nicaragua para aliviar el desabastecimiento y las alzas que se han reportado en dicho mercado, donde la libra llegó a cotizarse hasta en un dólar.

López Suárez señaló en declaraciones al diario El Mundo, que hay un déficit de 40 mil quintales en su mercado, y que por eso se decidió importar los primeros 25 mil esta semana, en un acuerdo con el ministro de Economía de Nicaragua, de quien evitó brindar nombre, igual que la empresa encargada de la transacción.

La importación, según dijo, se realizará con recursos del MAG, que emitirá un decreto ejecutivo para ampliar la transferencia. López Suárez subrayó que esta moción será enviada a la Asamblea Legislativa de El Salvador para su aprobación, ya que solicitó hasta cinco millones de dólares para financiar esta compra de frijoles a Nicaragua.

Detalló que de Nicaragua se importan 45,000 quintales de frijol al mes y 600,000 en todo el año, y en septiembre se estima que se comprarán 70,000 quintales adicionales, que incluyen los 25,000 que adquirirá el gobierno. “Ésta es una cifra récord”, dijo López Suárez.


Con la colaboración de Karelia Duarte y Lésber Quintero.