• |
  • |
  • END

Para mañana jueves está programada la discusión en el plenario de la Asamblea de la reforma al Presupuesto de la República enviada por el presidente Daniel Ortega, la cual destina el 80% para gastos corrientes y el restante 20% para gastos de capital. Una distribución cuestionada por la oposición. El dictamen fue firmado ayer.

La lógica de esta distribución, según el viceministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, es que con la reforma lo que se busca es enfrentar la emergencia nacional provocada por las lluvias este año.

“Mantuvimos que la prioridad es la emergencia, atender los caminos dañados y garantizar la operatividad del gobierno”, afirmó Acosta.

Por su parte, el diputado oficialista y presidente de la Comisión de Producción, Economía y presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, señaló que el gasto corriente, la mayor parte de la reforma, es la mejor forma para atender la emergencia que atraviesa el país.

Justificó la no asignación para el Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI) de los 208 millones de córdobas que el titular de la cartera Pablo Martínez, había solicitado a la Asamblea Nacional para atender la emergencia, argumentando que no hay capacidad para una mayor ejecución. “La valoración técnica de las instituciones que conocen de esto, han señalado que podemos ejecutar 114 millones de córdobas”, indicó Gutiérrez.

Además, agregó que el presupuesto que se le estaría asignando al MTI no es para que haga reparaciones definitivas, sino para habilitar los caminos y puentes dañados, echarle tierra a una carretera dañada sólo para hacerla transitable.

Recursos para mil efectivos del Ejército
La nueva reforma contempla un presupuesto adicional al Ministerio de Defensa, para la conformación de la Brigada Ecológica, que estará compuesta por 500 efectivos, una brigada de apoyo para la Fuerza Naval y 300 hombres para la fuerza de apoyo humanitario. Lo que no se sabe es si éstos serán nuevos efectivos o si serán reasignados desde dentro del mismo Ejército.

Sobre la reducción en gasto de capital a Educación por 54 millones de córdobas, Acosta señaló que ésta se debió a que un proyecto con fondos de la cooperación española se había retrasado y se hará efectivo a partir de octubre, por lo que será programado en el presupuesto del próximo año. Según él, estos fondos estaban destinados a la reparación de centros escolares.

La discusión en el plenario está programada para mañana jueves, y el dictamen de la reforma fue firmado por 10 diputados. Los dos diputados liberales, Francisco Aguirre y Freddy Torres, que participaron en la reunión no los firmaron, argumentando que hay varios puntos que tienen que ser revisados.

Uno de ellos es el excesivo e injustificado gasto para defensa y la disminución en el monto solicitado para el MTI, para atender los caminos dañados por las lluvias. Aseguraron que en la discusión en el plenario, harán reformas al dictamen a través de mociones.