• |
  • |
  • END

¿Es prioridad la educación en este país para los gobernantes? Si se busca la respuesta teniendo como parámetro la Propuesta de Reforma al Presupuesto General de la República, que ayer fue remitida por la Junta Directiva del Parlamento a la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto para su consulta, inevitablemente se concluye que no.

Una vez más, el discurso estatal se divorcia de la realidad. La intención de recorte de 54.6 millones de córdobas a la asignación correspondiente a Educación es ejemplo de esto, según análisis del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas, Ieepp, que alerta la afectación de 14 mil 597 estudiantes tanto en acceso, como en calidad de la educación.

Claudia García Rocha, coordinadora del Área de Investigaciones del Ieepp, presentó una radiografía de las cosas que no se podrán hacer este año si se aprueba el recorte al presupuesto educativo, como la rehabilitación de tres institutos que se financiaría con fondos de la Unión Europea y el gobierno de España.

El “Josefa Toledo”

Uno de ello es el “Josefa Toledo”, de Juigalpa, donde había planes de reparar 47 aulas, reemplazar 23 y ampliar 30. En ese mismo centro, de darse el recorte, ya no podrán adquirir 3 mil 500 pupitres, 65 computadoras y 6 impresoras, con lo que se afecta a 8 mil 482 estudiantes.

En el caso del Instituto “Eliseo Picado”, de Matagalpa, se quedarían engavetados los planes de comprar un mil 85 pupitres, reparar 11 aulas, reemplazar 13 y ampliar 11. A ellos tampoco les llegarían las 15 computadoras y las 2 impresoras necesarias en la formación del alumnado.

Y en Managua, la repercusión del recorte para el Instituto “Rigoberto López Pérez” sería no poder adquirir un mil 400 pupitres, reparar 30 aulas, ni ampliar 18; tampoco adquirirían 35 computadoras ni dos impresoras.

En total, se perdería la oportunidad de ampliar o de rehabilitar 179 aulas, no se dispondría de 115 computadoras para los laboratorios escolares, y se negarían las posibilidades de contar con 5 mil 985 pupitres de los 25 mil contemplados necesarios para 2010.

Si vemos las estadísticas del Ministerio de Educación, en los 10 mil 700 centros escolares públicos del país, que suman 27 mil 827 aulas, más de 10 mil requieren ser reparadas y 391 reemplazadas. Eso significa que de no cumplir las proyecciones de mejoras contempladas para este ciclo escolar, 2011 iniciará con mayor déficit.

“Para poder aumentar la cobertura y garantizar el acceso, la infraestructura es importante, sobre todo este año, cuando las lluvias no sólo afectan la infraestructura familiar, sino también la escolar”, expuso García, recordando que, actualmente, cerca de 500 mil niños no están siendo atendidos por el sistema.

Reducción total es 56.8 millones menos

Si se suma a los 54.6 millones de córdobas recortados al presupuesto del Ministerio de Educación, los 2.2 millones de córdobas que se le pretenden reducir al FISE --los cuales estaban destinados a la construcción de infraestructura escolar--, tenemos que el recorte a la inversión relacionada con el sector educativo asciende a 56.8 millones de córdobas.

Esos planteamientos el Ieepp se los está haciendo a los legisladores mediante reuniones que iniciaron ayer. Son ellos quienes tienen la facultad de hacer modificaciones en la propuesta de presupuesto y parar algunas reducciones.

Se les está planteando que mantengan en el presupuesto de Educación los 54.6 millones de córdobas, y que asignen más fondos a educación de los casi un mil 500 millones de córdobas de sobre recaudación, de modo que se logre cubrir el faltante en la partida presupuestaria a educación, dejada por los fondos de la cooperación de la Unión Europea y el gobierno de España.

García alerta una “tendencia regresiva” en materia de inversión educación. Del 3.9% del Producto Interno Bruto asignado en 2010 a educación, volveríamos al 3.8% que son los niveles de 2008 “cuando la meta es que lleguemos al 7%” del PIB apuntó García.

Siendo la educación un sector clave en las metas del Plan Nacional de Desarrollo Humano, la representante del Ieepp, criticó que la reforma presupuestaria contemple asignar 17 millones de córdobas más al presupuesto de la Asamblea Nacional, seis millones al Consejo Supremo Electoral, 104 millones al Ministerio Agropecuario y Forestal, destacándose este último con “niveles de ejecución presupuestaria bastante alejados de lo óptimo”, y citó como ejemplo el programa insigne Hambre Cero, que al 31 de agosto de este año apenas reportaba 13% de ejecución, y el año pasado terminó con menos del 50% .