• |
  • |
  • END

Sujetos desconocidos provocaron daños parciales a la tumba del subcomisionado Marvin Rugama Martínez, ultimado hace cuatro meses en la vía pública sin que hasta la fecha se conozca quiénes fueron los homicidas.

El oficial laboraba en el edificio de Plaza El Sol, en el área de la Dirección de Personal, y tenía a cargo la oficina de Investigación y Selección de aspirantes a policías, pero el pasado 17 de mayo de este año perdió la vida en la calle principal del barrio Villa Venezuela, en la capital.

La comisionada mayor Glenda Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), vía telefónica dijo que aún no tenían nada nuevo sobre este caso, y que continúan investigando para esclarecerlo.

Ena María Vivas, viuda del subcomisionado Rugama, espera que la muerte de su esposo no quede impune y se esclarezca.

Al principio del caso, una de las versiones extraoficiales que se manejó es que el subcomisionado se trasladaba en su moto, y al llegar a un semáforo tuvo una discusión con los pasajeros de una camioneta, quienes le habrían disparado, pero esta versión no fue confirmada ni negada por las autoridades policiales, quienes tampoco dieron una explicación oficial. También, extraoficialmente, se conoció que se detuvo a dos personas en la DAJ para investigarlas, pero actualmente la comisionada Zavala negó que haya detenidos en este caso.

Tumba profanada

Ena Vivas, quien también es policía, denunció que el pasado 14 de septiembre personas desconocidas destruyeron una vitrina que contenía una fotografía de su esposo y una placa que representa el escudo de la Policía, que estaban en la tumba del oficial en el cementerio de Nejapa, ubicado en el kilómetro nueve de la Carretera Sur.

Juan Carlos Ramírez, encargado del cementerio, confirmó que desconocidos se llevaron la fotografía del fallecido y despegaron la insignia policial. “Aquí no hay vigilantes, no nos dimos cuenta a qué hora pasó eso, pero ese día yo vi a tres hombres y a tres mujeres que se acercaron a esa tumba, y después apareció el hermano del subcomisionado diciendo que se habían llevado la foto de su hermano”, recordó.