• |
  • |
  • END

En alerta máxima se encuentran autoridades del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, y Defensa Civil, con un centro de baja presión que está ubicado a un mil 538 kilómetros de Nicaragua, entre Colombia y Venezuela, que tiene altas probabilidades de convertirse en depresión tropical y posteriormente en huracán.

De girar al oeste, el fenómeno atmosférico puede golpear el Caribe nicaragüense, mientras el lago Xolotlán está a poco de alcanzar los niveles que tuvo con el huracán Mitch.

Alejandro Rodríguez, Director del Ineter, refirió que han estado observando el desarrollo del fenómeno desde el pasado lunes, cuando el porcentaje de convertirse en huracán era de un 20%, pero fue hasta el mediodía de ayer cuando las probabilidades aumentaron a un 60%.

“El sistema está largo, es muy pronto para decir qué puede pasar. Durante las semanas anteriores había un anticiclón en el Caribe que estuvo desviando los huracanes hacia el noroeste, de manera que éstos no nos causaron daño, pero ahora el anticiclón se ha desvanecido, lo que hace un poco más peligroso el fenómeno”, afirmó Rodríguez.

El funcionario del Ineter refirió que la baja presión se ha mantenido con poco movimiento, pero las condiciones existentes en torno al sistema mantienen altas las probabilidades para que se desarrolle a una depresión tropical en las próximas 48 horas.

Trayectoria aún no es definitiva

“Es probable que continúe su desplazamiento hacia el oeste, entre 27 y 28 kilómetros por hora. De mantener esta velocidad de traslación podría aproximarse hacia la Costa Caribe de Nicaragua entre el viernes y sábado. Quiero insistir en que dada la distancia en que se encuentra, no es posible aún conocer con certeza la trayectoria final del fenómeno”, precisó el director del Ineter.

Medidas se elevan al igual que nivel del lago Xolotlán

El Ineter recomendó a la secretaría ejecutiva de Sinapred y a Defensa Civil mantener las medidas preventivas correspondientes por el incremento de las lluvias: a la navegación aérea con vuelos al Caribe se le pide actualizarse con el informe meteorológico por la reducción continua de la visibilidad y lluvias fuertes, mientras a las embarcaciones menores se les pide precaución por las olas que podrían alcanzar los dos metros y medio de alto.

En cuanto al lago Xolotlán, todo hace indicar que su nivel de crecimiento está muy cerca al registrado con el huracán Mitch en 1998, cuando alcanzó los 42.10 metros sobre el nivel normal. Actualmente se encuentra en 41.75 metros, y faltan los meses más lluviosos.

Caminos dañados afectan producción

Las zonas rurales de los 12 municipios de Nueva Segovia y nueve de Madriz están con los caminos dañados por las continuas lluvias del presente invierno, que no tuvo receso o canícula entre julio y agosto.

En Nueva Segovia, sobre la vía principal que comunica a Ocotal con los municipios de Jalapa, Murra, Jícaro, Quilalí y Wiwilí, colapsaron varias alcantarillas y algunos puentes quedaron socavados en sus cabeceras de salida.

Más puentes dañados son: Aranjuez, sobre el río La Horca, en el municipio de San Fernando, y La Mía, en la jurisdicción de Jalapa. Entre el empalme de Santa Clara con los municipios Jícaro, Murra, Quilalí y Wiwilí, también hay dos pasos críticos.

En la medida en que se acerca el corte de café, la preocupación se acentúa entre los productores de ambos departamentos, porque si no hay una intervención oportuna en los caminos, tanto por parte de las alcaldías como del MTI, los costos van a ser mayores y las calidades del grano podrían desmejorar significativamente.

Empiezan reparaciones en vías

El Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, y la Alcaldía de Granada realizarán la mañana de hoy una visita a los dos sitios de almacenamiento de materiales de construcción de la comuna, para iniciar el proceso de rehabilitación del tramo de la carretera Granada-Masaya, que el lunes pasado resultó dañado a causa de la fuerte lluvia. Según Cano, la idea es que a más tardar el viernes ya hayan elegido la empresa que se encargará del trabajo.

Las lluvias de los últimos días también mantienen en alerta a los habitantes de la comarca Malacatoya. La Secretaría departamental del Frente Sandinista que está atendiendo la zona, informó que la situación de los habitantes de Osagay, El Paso, Malacatoya y Tepalón sigue en condiciones críticas.

Más daños en Carazo

Las fuertes precipitaciones de ayer arrasaron con el camino que va hacia las comunidades El Ojochal, “Román Esteban”, El Cuatro, y las comunidades de Quisquiliapa, en la ciudad de Jinotepe; La Pita y El Sol, en el municipio de Santa Teresa, así como el desplome de dos árboles en la ciudad de Diriamba.


(Con la colaboración de Leoncio Vanegas, Ingrid Duarte y Tania Goussen)