• |
  • |
  • END

Los magistrados orteguistas de la Corte Suprema de Justicia y los conjueces están listos para la “Corte Plena” de hoy, presidida por el magistrado Marvin Aguilar, segundo vocal, pero lo que no está seguro es que hoy salga la sentencia del “decretazo”.

El ex magistrado Rafael Solís expresó el lunes pasado su interés en que la sentencia del “decretazo” salga con las firmas de los magistrados liberales, pero éstos aún no se sientan a la mesa, confirmó una fuente judicial.

Los días martes y miércoles fueron de intensas negociaciones entre grupos de magistrados de ambos bandos, pero hasta ayer por la tarde no se había logrado nada, pues los liberales mantienen su posición de rechazo a reconocer como magistrados a Solís y Armengol Cuadra.

El grupo de trabajo Constitucional no se reunió ayer, ya que el doctor Solís estaba fuera del país, y era ahí donde se discutiría la resolución, para luego ser homologada en “Corte Plena”, según el procedimiento que han establecido con los conjueces.

Con voto disidente

Según la fuente judicial, la propuesta hecha por los magistrados orteguistas a los liberales es que se integren a trabajar y de una vez sacar las sentencias políticas pendientes, para dar legitimidad a sus actuaciones, pero la posición de los últimos es mantener el voto disidente en las sentencias donde no estén de acuerdo.

“Nuestra integración ha dependido siempre de que respeten nuestro derecho constitucional del voto disidente o voto razonado en las sentencias que creamos que no se ajusten en el fondo al marco constitucional y legal y del acuerdo, para que las partes hagan uso de su derecho”, expresó el magistrado liberal Sergio Cuarezma.

El Recurso de Conflicto de Competencia entre poderes del Estado, referente al “decretazo” presidencial que prorroga en sus cargos a los 25 funcionarios, que según Solís se discutiría hoy en “Corte Plena”, fue presentado sin legitimidad en febrero pasado por la diputada Alba Palacios. Ahora se verá si lo resuelven con los conjueces o esperan a los liberales.