Carlos Larios
  • |
  • |
  • END

Trabajadores, entre enfermeros y médicos, del Hospital Psicosocial de Managua, “José Dolores Fletes”, denunciaron que la directora de este centro asistencial para enfermos mentales, María Esther Paiz, injustamente ha decidido no pagarles tres meses de salario, y la señalaron de permitir que a los pacientes de este lugar se les administren medicamentos vencidos.

Las declaraciones las dieron los denunciantes al noticiero Acción 10, del Canal 10, y según ellos, la medida será aplicada porque Paiz los señala de haber cometido negligencia en la muerte de tres pacientes, que hasta ayer se mantenían en el misterio.

Liset Espinosa, trabajadora de dicho hospital, explicó que “este paciente se venía reportando antes, en muchas ocasiones, con crisis, bajas dosis de medicamentos, mal manejado, medicamentos vencidos, e hicieron caso omiso y sucedió lo que sucedió”.

“Muchos de esos medicamentos están vencidos, nosotros tenemos pruebas de eso porque hemos guardado los sobres. Son antisicóticos para controlar la mente, la locura de los pacientes, y el medicamento vencido no te da el mismo resultado que el que está vigente”, explicó otro trabajador.

Pero la directora del hospital negó que estén utilizando medicinas vencidas para la atención de los enfermos.

Directora acusa por negligencia

La doctora Paiz confirmó la sanción laboral, y explicó que será aplicada a los enfermeros involucrados en la muerte de un interno sólo conocido como Daniel, quien ingresó hace cuatro años al centro hospitalario.

Paiz alegó que los trabajadores no cuidan a los pacientes, porque apagan las luces del lugar y se dedican a dormir en vez de realizar los respectivos rondines por los cuartos de éstos.

Los trabajadores aseguran que los pacientes este año mataron a un vigilante del lugar y han golpeado, mordido y fracturado al personal médico, y que las muertes en este centro no son un hecho nuevo.

Fetsalud firmó sanción

La directora del hospital aseguró que los trabajadores, afiliados al sindicato “orteguista” de Fetsalud, firmó el acta de sanción, pero empleados organizados en un sindicato independiente, se rehusaron a apoyar la disposición que consideran injusta e inhumana.

Denuncian sobrecarga laboral

En este centro asistencial labora un total de 270 trabajadores y hay unos 180 pacientes, pero las enfermeras se quejaron de que la Dirección asigna a 42 internos a cada dos de ellas, lo que les genera una sobrecarga laboral y viola la Ley de Salud, que estipula que se deben asignar de entre cinco y 10 pacientes por persona.