• |
  • |
  • END

Atados de pies y manos, con señales de tortura y con un impacto de bala en la cabeza, fueron encontrados dentro del valijero del carro que conducían, los cuerpos del nicaragüense Dennis Antonio López Mendoza, de 29 años, y del guatemalteco Gustavo Neftalí Ortiz Quiroz, de 30, en el vecino país del Norte.

El hallazgo fue denunciado por pobladores que habitan cerca de la aldea Embaulada, en el kilómetro 28 y medio de la carretera a Bárcenas, Villa Nueva. Dichas personas declararon a los medios locales que el Toyota negro, placas P961DJJ fue dejado en abandono el lunes antes de la media noche.

La Policía también encontró una nota escrita en un pedazo de cartulina blanca que decía: “Esto es por ratas y por culpa de los policías ratas, también para Rodolfo Villarreal El Güero”.

La Policía Nacional Civil de Guatemala investiga el hecho que gira en dos direcciones: una, que las pandillas o maras estaban molestas, porque la víctima no les quería seguir pagando el denominado ‘impuesto de guerra’—que cobran a los transportistas para seguir haciendo sus fechorías—, y otra vinculada al crimen organizado, según una fuente consultada por EL NUEVO DIARIO.

Familiares desconsolados en Nicaragua

Dennis López, desconsolado por la tragedia de saber que su hijo fue muerto en el vecino país del Norte, relató que éste se fue hace cinco años a vivir a Guatemala, con la esperanza de lograr una mejor vida.

“Hace años se fue, trabajaba como administrador en una empresa de transporte pesado y venía dos o tres veces al año a visitarnos”, recordó David López.

Añadió que en una ocasión lo tuvieron secuestrado, ya que además del negocio de transporte pesado, tenía varias caponeras donde laboraba con el esposo de su prima, quién también murió en el incidente.

Doña Claribel Mena, tía política de Ortiz Quiroz, dijo que la información que tenía del hecho, es que el domingo los dos jóvenes salieron y no regresaron.

“Hubo una llamada a la familia, informando que estaban secuestrados, esperaron por otra llamada, pero nunca la hicieron, porque tenían planeado matarlos”, declaró doña Claribel.

“Fue por el impuesto”

Por la nota encontrada en la escena del crimen, los familiares de Dennis López Mendoza creen que una de las razones de la ejecución puede ser que ya estaban cansados de pagar el “impuesto” que exigen las maras.

Refirió doña Claribel que varios transportistas en Guatemala se pusieron en huelga y solicitaron más protección a la Policía Nacional Civil, y ese puede ser uno de los motivos.

Esta hipótesis cobra mayor fuerza por la nota encontrada en la escena del crimen.

“Usted sabe como es ahí —en Guatemala— no se sabe quién es quién. Uno trabaja, no se mete con nadie y quiere vivir su vida tranquila, pero pasan cosas como ésta”, refirió otro familiar.

Doña Lourdes Mendoza, mamá de Dennis Antonio López Mendoza, fue a repatriar el cuerpo de su vástago. Su llegada a Guatemala se esperaba para ayer por la tarde.