Carlos Larios
  • |
  • |
  • END

Sería contraproducente que médicos o enfermeros del Hospital Sicosocial de Managua, “José Dolores Fletes”, dieran medicamentos vencidos a los pacientes con problemas mentales, debido a las consecuencias negativas que pueden causar, aseguró el doctor Miguel Orozco, Director Ejecutivo del Centro de Investigaciones y Estudio de la Salud de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (CIES-UNAN).

Médicos y enfermeros del Siquiátrico realizaron un paro de labores, este miércoles, en protesta por la decisión de la directora de este lugar, María Esther Paiz, de mandar por tres meses sin goce de salario a tres enfermeros que, según ella, actuaron con negligencia en la muerte de un interno sólo conocido como Daniel. Los quejosos denunciaron que la medida es injusta, y que la funcionaria autorizaba el uso de medicamentos vencidos que eran suministrados a los internos.

El uso de un medicamento más allá de su vencimiento “no es conveniente, porque ya no hay garantía del laboratorio y puede afectar al paciente”, aseveró Orozco.

“Directora quemó medicamentos”

Un enfermero, que solicitó el anonimato debido a que asegura que la directora del centro asistencial ha amenazado con despedir a quienes continúen hablando con los medios de comunicación, detalló que los medicamentos vencidos son los antipsicóticos conocidos como: Halopelidol en gotas y Ceroquel.

“Ella mandó a quemar en una fosa que hay en el hospital los medicamentos vencidos para no dejar huellas, y si nosotros no aplicamos un medicamento vencido nos llaman la atención, pero nosotros advertimos siempre a nuestros jefes: ‘Mire, este medicamento está así’, y nos dicen: ‘Aplíquenlo’. Estaríamos siendo cómplices de la afección que tenga el paciente, pero por eso nuestra denuncia es que siempre Enfermería ha salido perdiendo en todos los aspectos”, indicó la fuente.

Ayer buscamos la versión de Paiz, pero no nos atendió, sin embargo, este miércoles dijo a los medios de comunicación que en el Siquiátrico no hay medicamentos vencidos. Pero hasta ayer, según los quejosos, ella no había cambiado su decisión de aplicar la sanción, a pesar que el Instituto de Medicina Legal aún no se ha pronunciado sobre los resultados de las autopsias de tres pacientes en agosto pasado.

No han apelado

En declaraciones pasadas, la directora del Siquiátrico dijo que representantes del sindicato de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetsalud), habían firmado el acta de la sanción, y que éstos habían apelado la misma ante las autoridades correspondientes, pero el doctor Luciano Tórrez Gámez, Presidente de la Comisión de Apelación del Servicio Civil, aseguró que a esa instancia no ha llegado ninguna apelación.

Medicina Legal aún no resuelve

Tórrez señaló que la Ley 476, Ley del Servicio Civil y Carrera Administrativa, en su artículo 55, sobre las faltas muy graves, permite sancionar a un empleado público por un período de entre uno y tres meses sin goce de salario e inclusive con el despido.

El subdirector del IML, Julio Espinosa, dijo que “estamos trabajando en eso, la verdad de las cosas es que nosotros estamos haciendo todo un proceso investigativo del caso y no queremos dar ninguna información hasta no estar seguros de todo lo que sucedió allí”.

El director del CIES exhortó a las autoridades del Ministerio de Salud a que investiguen lo que está pasando con el abastecimiento de los diferentes centros hospitalarios. “Deberían recibir todos los lotes, porque recordá también que llegan donaciones, y éstas siempre las donan porque están a punto de vencerse, y entre trámites y trámites ya cuando llegan al destinatario final se vencen”, señaló.