• |
  • |
  • END

Una comisión de representantes de la Unión Nacional de Adultos Mayores, UNAM, logró reunirse ayer con el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, Roberto López, quien les prometió gestionar en la Asamblea Nacional el pago de la deuda que el Estado tiene con dicha institución, para responder a sus exigencias de una pensión reducida de vejez.

Así lo confirmó el presidente de la UNAM, Porfirio García Ramírez, quien encabezó la comisión.

Decenas de miembros de la UNAM se reunieron ayer por la mañana en la estatua de Montoya para luego marchar hasta la Secretaría del FSLN, que también sirve de Casa Presidencial, pero los retenes policiales sólo permitieron la entrada de la comisión negociadora. El resto esperó varias cuadras antes.

Según García Ramírez, en la reunión, López les prometió que gestionará ante la Asamblea Nacional el pago de un porcentaje de la deuda que el Estado tiene con el INSS, para que esta institución tenga fondos para pagar la pensión reducida que la UNAM exige.

Deuda millonaria

La deuda del Estado con el INSS es millonaria, y data desde la dictadura somocista. En junio de 2008, Roberto López hizo una reveladora presentación sobre esa situación, pues señaló que sólo la Alcaldía de Managua adeudaba 131 millones de córdobas desde la Administración de Arnoldo Alemán.

Además, entre 1996 y 2000, el INSS adquirió ocho certificados de deuda que equivalen a 4.6 millones de dólares que todavía no han sido honrados. Cabe destacar que en los informes de deuda interna del Banco Central correspondientes a 2009 y al primer trimestre de 2010, el INSS no aparece por ninguna parte como acreedor de esta entidad. García Ramírez calificó el compromiso de López como “una respuesta vaga y nada concreta”, por lo que advirtió que seguirán haciendo todo lo posible por obtener una solución en el corto plazo.