•  |
  •  |
  • END

Dos días después de que Matthew impactó el Caribe sin causar daños mayores, sus remanentes siguen afectando principalmente la región Noroccidental del territorio, mientras en Managua y en Tipitapa, los desplazados enfrentan el surgimiento de brotes de enfermedades producto de la humedad, y en otros puntos del país tres personas se suman a la lista de fallecidos por las precipitaciones.

En el municipio de Tipitapa, se encuentran en repunte los casos de Infecciones Respiratorias Agudas, IRA, sumadas al problema de hongos y de picaduras de culebras. Similar situación se registra en la capital.

La doctora Clara Rocha, quien labora en el Hospital de Atención Primaria, “Yolanda Mayorga”, de Tipitapa, indicó que son enfermedades comunes de la época, pero desde hace dos semanas incrementaron.

“Ha predominado la gripe en niños y adultos, estamos atendiendo a unas 21 personas diario, cuando antes eran dos; también el problema de hongos en los pies, diariamente se presentan entre 10 y 15 personas cuando antes era nulo, al igual que las picaduras de culebras, ahora vemos dos casos diario”, afirmó Rocha.

Aparecen muertos de Matthew
Adolfo Watson Smith, un acopiador de mariscos, de 52 años, se ha convertido en la primera víctima mortal de Matthew en el Caribe, al confirmarse que fue tragado por las aguas embravecidas de ese mar.

El jefe de la Fuerza Naval en la RAAN, capitán de corbeta José Castillo, informó que el viernes, Watson y su esposa, Alda López, pretendía viajar de Bilwi hacia Sandy Bay, y en la barra (desembocadura) una ola fuerte los tiró al agua. Al día siguiente, un barco mercante tripulado por filipinos, reportó el rescate de una mujer que estaba a la deriva en una pequeña embarcación, a 17 millas náuticas al norte de Cabo Gracias a Dios.

La superviviente relató que sobrevivió aferrada por horas al mecate de la panga, pero que su marido no resistió.

El segundo muerto fue Emilio López Suazo, de 60 años, que se ahogó al intentar pasar montado en su caballo el río Birtinia, la tarde del pasado sábado, en Bonanza, Caribe Norte. Para llegar a su casa, López pretendió cruzar el mencionado río, que se encontraba crecido por las persistentes lluvias.

La otra persona desaparecida, cuyo cuerpo fue arrastrado por las aguas del río Estelí, fue identificada como Lésther Ariel Jiménez Ártica, de 27 años, originario del barrio “Mery Barreda” situado en la zona noroeste de esta ciudad.

El subcomandante José Ramón Montano, jefe de la DGB de Estelí, señaló que debido a que el cuerpo de Jiménez no ha sido encontrado, tienen al muchacho como desaparecido.

Reportes del país

Unas 270 personas originarias de las comarcas Apacunca, El Jicote, Aquespalapa, Matapalo, Las Pozas, Quebrada La Gallina, y El Bonete, pertenecientes al municipio de Villa Nueva, fueron evacuados.

La crecida del Lago Cocibolca y del río San Juan, así como de otros ríos tributarios, ha provocado inundaciones en viviendas y hasta en oficinas públicas, lo cual ha obligado a las autoridades a disponer planes de protección y de salvamento en los puntos más críticos.

El mayor peligro al momento lo representa el cerro Las Maravillas, en la comunidad de Los Chiles de Nicaragua, donde la comisión instaló un puesto de control debido a los deslaves.

El Río San Juan también se desbordó por uno de los atracaderos de la Portuaria, afectando dos viviendas. También se han hecho evacuaciones en río Frío, isla El Pitazo, isla El Amor e isla Medio Queso.

Los mayores afectados son los habitantes de Punta Alemán, de La Cucaracha, de Santa Elena, donde unas 100 personas fueron trasladadas a albergues.

Estelí, Nueva Segovia y Granada
En Estelí hay cuatro barrios en situación crítica por la crecida del río Estelí, mientras que en Nueva Segovia el paso del puente sobre el río Coco, en Telpaneca, se volvió un obstáculo para el tránsito, porque se rebasó. Los municipios afectados por esta circunstancia son Wiwilí, Quilalí y San Juan de Río Coco.

Catorce isletas del sector conocido como Playita, en Granada, ya reportan daños en varias viviendas, por lo que decidieron evacuar a unas 55 personas. La zona de Chocote y El Diamante están en condiciones similares. En la costa del Gran Lago, cercana al muelle de la Empresa Portuaria Nacional, EPN,  resultaron afectadas 480 personas.

“Tenemos información de Osagay, donde hay 118 familias afectadas, es decir, 485 personas. Hace varios días trasladamos a 38 personas de diez familias”, señaló Emiliano Ramírez, funcionario de la Alcaldía. Además, reconoció las afectaciones de 89 familias de Los Cocos y otras cuatro de Camino Real.

En las últimas 48 horas las lluvias no han cesado en León, sin embargo, según el mayor Gustavo Ramos, jefe de Defensa Civil, únicamente se registran anegaciones en comunidades rurales de los municipios de El Sauce, El Jicaral, Santa Rosa del Peñón y Malpaisillo.

Derrumbes en Jinotega
Las lluvias han provocado que se den varios derrumbes sobre la carretera Jinotega-Matagalpa, así como en el tramo de la carretera Guayacán-Jinotega, mientras en Rivas, también se produjo la interrupción en la vía que conduce del barrio Fátima a El Calvario, debido a la caída de un inmenso árbol.

(Con la colaboración de Moisés Centeno, Máximo Rugama, Ingrid Duarte, Silvia González, Tania Goussen, Tatiana Rothschuh, José Luis González, Róger Olivas, Leoncio Vanegas y Lésber Quintero)