•   Corresponsal Ciudad Sandino  |
  •  |
  •  |
  • END

En celebración del 441 aniversario de la traducción de la Biblia al castellano, centenares de pobladores del municipio de Ciudad Sandino se desbordaron a las calles en una marcha que comenzó desde el mercadito municipal hasta la plaza central, donde el acto fue utilizado como acto político.

En la celebración se hizo un llamado para honrar la palabra de Dios. Sin embargo, el acto se vio distorsionado cuando Sixto Ulloa, delegado representante del presidente Daniel Ortega, lo transformó en mitin político.

Al finalizar otros oradores, siguiendo la pauta de Ulloa, pidieron manifestar palabras de agradecimiento a Ortega y a Rosario Murillo, quienes según Ulloa se comprometieron a legalizar los terrenos de iglesias que aún no tienen documentos en orden. El comité organizador del evento entregó biblias a varios dirigentes del partido de gobierno que llegaron al encuentro.

Críticas de participantes
Por su parte, algunos de los asistentes manifestaron su inconformidad respecto al trasfondo de la reunión. “Creí que la celebración del Día de la Biblia iba a ser meramente para alabar a Dios y no para discutir problemas políticos o referirnos al presidente… es una pena que a muchas personas nos tocara irnos decepcionados”, dijo uno de los pastores asistentes y que no formaba parte del grupo apegado a Ulloa.

El festejo congregó iglesias de diferentes denominaciones y organizaciones que trabajan en beneficio de la comunidad cristiana Compasión Internacional que llevaron a mil trescientos niños al evento.

Alrededor de tres mil personas y muchos otros vecinos del lugar, en la Plaza Central de Ciudad Sandino participaron de la palabra bíblica que compartieron ministros y reverendos invitados, pero que fue deslucida por la propaganda gubernamental.