Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

El presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguros y Reaseguros (Iniser), Eduardo Halleslevens, denunció ante la Contraloría General de la República (CGR) a una red de la que forman parte algunos de sus empleados, autoridades de la Policía de Tránsito y particulares, que se han dedicado a estafarlos por medio del reporte de siniestros falsos que son cubiertos en su totalidad con fondos de esa entidad.

El contralor Lino Hernández informó que Halleslevens, incluso, les solicitó que aprobaran una auditoría financiera para tener la certeza de cuánto dinero es el que se ha sustraído de las arcas del Iniser a través de este mecanismo, y los contralores, tomando en cuenta lo delicado de la situación, decidieron ayer enviar a sus auditores para verificar la denuncia.

“Me permito comunicarle que hemos detectado algunas anomalías en el proceso de análisis, ajuste y pago de reclamos en los seguros del ramo de automóvil, delito en el cual se presume que están coludidas autoridades de las oficinas del Tránsito de la Policía Nacional, delincuentes de la calle y posiblemente empleados de Iniser”, dice la carta que Halleslevens envió al titular de la CGR, Luis Ángel Montenegro, el pasado 8 de febrero.

“Por esta razón” --agrega el titular del Iniser en su misiva, de la que obtuvimos copia--, “de la manera más atenta, solicito a esa Contraloría a su digno cargo, una auditoría especial en el Departamento de Reclamos arriba indicado, que abarque el período del 1 de enero al 31 de diciembre del año 2007”.

Placas y propietarios falsos

Halleslevens acompañó con la carta, documentos “donde se comprueba por constancia del Registro Vehicular, que tanto placas como propietarios de vehículos reportados como siniestrados son falsos”.

“El presidente del Iniser nos remitió una serie de documentos que hablan de siniestros fantasmas que son reportados por personas, que al parecer cuentan con un apoyo en la Policía Nacional y de terceras personas”, dijo Hernández.

“No podríamos hablar de montos todavía porque para eso es precisamente que se pidió la auditoría, y para eso la aprobamos, pero al parecer es una práctica que era muy común en esa institución, al menos eso es lo que se deduce a partir de la documentación que nos remitieron”, añadió.

Extraoficialmente conocimos que una de las irregularidades que se repite mucho, es que existen comprobantes de cheques para pagos de reclamos que sólo presentan la firma de recibido por parte del beneficiario, sin presentar el número de cédula.

Otro de los fenómenos de la estafa es que en el Iniser se confirmaron números telefónicos falsos de supuestos beneficiarios de pólizas de seguro, ya que se llamó a muchos de ellos a los celulares que se habían reportado en los accidentes, y resultaban ser de otras personas que nada tenían que ver con el supuesto beneficiario.

Policía ha conocido casos, pero no sabe si es lo mismo
El jefe de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, comisionado Alonso Sevilla, envió ayer una comunicación en la que señaló que esa entidad, como parte de la labor de control y supervisión que ordinariamente se lleva a cabo a través de la Inspectoría General y Asuntos Internos, ha conocido de algunos casos relacionados con este actuar mediante el conocimiento propio y por información del Iniser.

En esos casos, agregó, se han investigado y se han tomado las medidas correspondientes. “Referente al caso en particular nos pondremos en comunicación con el Iniser para ver si se trata de los mismos casos, o son otros”, refirió Sevilla en su escrito.