Edith Pineda
  •  |
  •  |
  • END

El Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, informó que esperaban los resultados de los estudios de factibilidad ambiental, antes de tomar una decisión respecto al megaproyecto Brito.

Siete meses calcula Roberto Araquistain, Viceministro del Marena, que podría tomar la definición de los términos de referencia del Proyecto Hidroeléctrico Brito, el cual será preparado por una comisión en proceso de formación, y a la cual estarían convocando tanto al asesor presidencial en medio ambiente, Jaime Incer Barquero, como al director del Centro de Investigación de Recursos Acuáticos de la UNAN-Managua, Salvador Montenegro.

No hay “paso ligero”

Este último es quien ha dado la voz de alerta sobre los daños irreparables que el ambicioso plan provocaría al Río San Juan.

Tras la serie de advertencias que a través de EL NUEVO DIARIO se han hecho acerca del megadesastre natural que podría significar la puesta en marcha de Brito, bajo la promesa de una generación energética de 250 megavatios, calculada con base en estudios de hace 35 años, Araquistain aseguró que el gobierno tratará “con sumo cuidado” el asunto, y que no llevan para nada “paso ligero” en el proceso.

Según el funcionario, la primera etapa contempla la elaboración de los términos de referencia de Brito, “porque desde allí comienza la esencia misma de cómo se va a elaborar el estudio de impacto ambiental”, que de acuerdo con los planteamientos de Montenegro, afectaría la zona del Río San Juan, a sus poblaciones y medios de supervivencia, además que alteraría la biodiversidad, al punto de trastornar todo tipo de vida que allí coexiste.

El proyecto demanda la construcción de una presa sobre el Río San Juan, cerca de la desembocadura del río Sábalo, y otra sobre el río Brito, usando como fuente de alimentación las aguas del lago Cocibolca.

“Estamos haciéndolo con todas las capacidades que podamos lograr para desarrollar este tema… estamos haciendo las cosas conforme la Ley, estamos trabajando de la forma más amplia posible, porque es un proyecto de primera magnitud”, aseveró Araquistain.

Incer prudentísimo

Al cuestionamiento que hace Montenegro a las proyecciones de generación energética, que asegura son inalcanzables, tomando en cuenta el comportamiento del nivel del agua del lago Cocibolca de los últimos años, Araquistain respondió: “Dejemos que los estudios digan las capacidades que tenemos”.

Por su parte, Incer Barquero se limitó a opinar que el proyecto ha sido presentado en forma general y “está en su etapa de consideraciones iniciales” por lo que habrá que esperar a que se cree la comisión donde se analicen los costos-beneficios de este proyecto.