Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

El subdirector del Instituto de Medicina Legal (IML), Julio Espinosa, afirmó que ya han concluido con las autopsias realizadas a los cuerpos de los tres pacientes que fallecieron en circunstancias pocos claras en el Hospital Sicosocial de Managua, “José Dolores Fletes”, en agosto de este año.

Sin embargo, Espinosa señaló que aún no entregarán dichos resultados a la Policía porque están a la espera de que las autoridades policiales realicen una reconstrucción de las muertes de los internos. “Estamos trabajando con ellos en ese sentido, con el Ministerio de Salud, y nosotros en función de lograr conocer todo lo que es la relación de vida que llevaban los pacientes, el tipo de comunicación, de tratamiento médico, todo lo que está en función de toda la actividad que ellos tenían como seres humanos”, explicó.

La directora del Siquiátrico, María Esther Paiz, confirmó a EL NUEVO DIARIO la muerte de tres pacientes en condiciones sospechosas, y la sanción para dos enfermeros acusados de negligencia. Los muertos son Julio Villavicencio, Pablo Arellano y Daniel, este último de apellido desconocido. Los cadáveres fueron encontrados en una cabaña, en una cancha y en el baño, con varios días de diferencia entre uno y otro, pero bajo extrañas circunstancias.

Más prevención y atención

El siquiatra Manolo Hernández, del Centro de Salud “Pedro Altamirano”, consideró que las personas no se atienden los problemas mentales con tiempo “debido a la misma ignorancia y a la anticultura; desgraciadamente, estamos todavía luchando contra el analfabetismo, es muy difícil crear una cultura de prevención”.

Hernández señaló que hay un buen índice de personas con problemas mentales, ya que muchos vivieron en un contexto de guerra y no han sido tratados por especialistas. Aunque indicó que muchos pobladores se curan espontáneamente, al menos un 20% de éstos necesita de ayuda especializada. “Debería haber áreas de hospitalización para casos menos graves en los grandes hospitales de Managua”, finalizó.