Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

Representantes de ONG, alcaldes y cadetes de policías han caído en la “megaestafa” telefónica, mientras las autoridades policiales de nuestro país están coordinando acciones con la Policía Internacional, Interpol, para capturar a la peligrosa red internacional de estafadores, aseguró el comisionado Marvin Ordóñez, segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ.

Una de las estafadas fue la diputada de la convergencia Élida María Galeano, conocida como Comandante “Chaparra”, el pasado 30 de junio de 2008, luego que recibiera una llamada telefónica del presunto Embajador de Venezuela en Washington, quien se identificó como Luis Felipe Ortiz, y le informó que el presidente Hugo Chávez le había orientado que por la relación de su país y Nicaragua, iban a entregar a la organización que ella dirige --Asociación Resistencia Nicaragüense--, una camioneta Toyota Thunder y dos ambulancias.

La procedencia le pareció convincente a la diputada “Chaparra”, pero debía de asumir los gastos de embarque por un costo de 7,800 dólares, dinero que tenía que enviar a través de la Western Union a nombre de Ana Dilia Mejía, supuesta vicecónsul de Venezuela en Washington. Ella los depositó, pero nunca llegaron los vehículos donados.

“Manejamos alrededor de 14 casos de estafas, pero mucha gente no cae en la trampa, creemos que los estafadores pueden estar haciendo las llamadas desde telepuertos para ocultar su identidad. Se trata de un red internacional que opera en Estados Unidos y Centroamérica, en especial Guatemala”, aseveró el jefe policial.

Cayó cadete policial

Una variante que están usando los estafadores internacionales es que están enviando mensajes a los usuarios de las empresas de telefonía celular de nuestro país, donde aseguran que ha ganado 50 mil dólares y un vehículo. “Un estudiante de la Academia de Policía recibió un mensaje a su celular, y él fue a depositar 450 dólares a la Western Union, posteriormente llamó al número de donde le habían mandado el mensaje, pero ya no le respondieron; el premio era un vehículo”, aseguró Ordóñez.

El pasado 21 de septiembre de este año, la alcaldesa del municipio de Ciudad Sandino, Célica Brígida Altamirano Mendoza, recibió a través de su correo la información relacionada con la donación de dos camionetas de parte de la Embajada de Venezuela en Washington, Estados Unidos.

La llamada la hizo un ciudadano que se identificó como César Flores, Embajador de Venezuela, y le manifestó que estaba preocupado porque no había hecho la gestión sobre la donación de las camionetas, y que debía de depositar 2,420 dólares para el pago del embarque de los vehículos Hilux, que habían sido donadas por el ALBA. Pero gracias a que la funcionaria buscó asesoría fue que se libró de caer en la estafa.