•  |
  •  |
  • END

Desde hace una semana, las pacientes con cáncer del Hospital “Bertha Calderón” siguen a la espera de las tabletas de Tamoxifeno, que deberían ser distribuidas gratuitamente por el hospital. Según la directora del centro, Maribel Hernández, el problema está en que el medicamento no ha sido llevado de las bodegas del Minsa al hospital, por lo que las autoridades han decidido hacer una compra de emergencia.

“Ante la carencia del medicamento, hemos decidido hacer una compra de emergencia por medio de una licitación con tres distribuidoras, ya que sabemos que las pacientes lo necesitan.

Esperamos hacer una compra de unas 40 mil tabletas para abastecer al hospital por al menos un mes, hasta que lleguen las que están en la bodega del Minsa”, explica la doctora Hernández.

Medicamento de por vida

El Bertha Calderón es el hospital de referencia para las pacientes con cáncer que requieren el Tamoxifeno, un medicamento paliativo que se usa para evitar que el cáncer reaparezca.

Es un tratamiento de sostenimiento para aquellas pacientes que ya se han sometido a radioterapia, quimioterapia y cirugías, y necesitan tomarlo de por vida.

Según Alberto Lacayo, Presidente de la Asociación de Farmacias Unidas de Nicaragua, el medicamento es distribuido por los laboratorios Panzima, y es usado principalmente por los hospitales del Minsa.

“Éste no es un medicamento de gran circulación, porque generalmente sólo lo usan los pacientes con cáncer, pero puede adquirirse en cualquier farmacia, y es un medicamento de bajo costo”, asegura.

En un recorrido efectuado por varias farmacias de Managua, END pudo constar que el medicamento está disponible en varias farmacias de la capital, y que su costo por tableta es de 10 centavos.

No obstante, para una gran parte de la población que vive con menos de un dólar al día, sigue siendo un medicamento poco accesible, por lo que las pacientes siguen a la espera de su reinserción a los hospitales del Ministerio de salud.