•  |
  •  |
  • END

Antiguos dueños de la finca Palos Verdes están presionando a desmovilizados de la ex Resistencia Nicaragüense para que abandonen la propiedad que recibieron en calidad de asignación por parte del Estado en septiembre de 2006.

“No podemos trabajar la tierra en paz”, denunció en EL NUEVO DIARIO la señora Petronila Zeledón Vargas, quien enviudó en junio de 2007, luego de que su esposo, el señor José Inés López Martínez, y su hijo Inés Darío López Zeledón, murieran acribillados a balazos a manos del empresario Luis José Centeno, quien reclama como suya la propiedad en disputa.

La señora Zeledón Vargas afirmó que la zozobra que actualmente está viviendo junto a los hijos que le quedaron, se debe a que la Intendencia de la Propiedad no les entrega el título definitivo que los acredite como los verdaderos dueños de la finca Palos Verdes. José Inés López Martínez recibió en septiembre de 2006 una asignación provisional de la finca Palos Verdes, localizada en la comarca San Francisco del Gamalote, jurisdicción de La Libertad, Chontales, firmada por doctor Alfonso Sandino Camacho, Intendente de la Propiedad durante el gobierno del ingeniero Enrique Bolaños. La misma asignación fue ratificada el seis de septiembre de 2007 por la entonces intendente de la Propiedad, Mireya Molina Torres.

La finca Palos Verdes no sólo es reclamada por el productor Centeno, quien está guardando prisión por el crimen contra los López Zeledón, sino también por el ganadero Erick Villegas Oporta, quien asegura haber adquirido un préstamo en el Banco Nacional de Desarrollo poniendo como primera y especial hipoteca la finca Palos Verdes. Según Villegas, la deuda fue pagada, pero el banco nunca le entregó la escritura pública de cancelación definitiva.

La señora Zeledón Vargas señaló que los intentos para conversar con la señora Yara Pérez, actual intendente de la Propiedad, han sido infructuosos.

“Yo lo que quiero es que definitivamente la Intendencia de la Propiedad nos entregue el título de la finca que nos pertenece”, dijo la denunciante.

“Nosotros no tenemos por qué estar aguantando tanto, el Estado nos entregó la finca. Si esta tierra tiene varios dueños, que le reclamen al Estado y no a nosotros”, dijo Zeledón Vargas, quien recordó que su esposo murió a balazos por defender el pedazo de tierra que el Estado les dio como parte de los compromisos con los desmovilizados de la ex Resistencia Nicaragüense.

El esposo de Zeledón Vargas, el campesino José Inés López Martínez, murió en junio de 2007 tras recibir varios disparos de escopeta hechos por el productor Luis José Centeno; a su lado también murió el joven Inés López Zeledón, cuando ambos se encontraban trabajando en la finca Palos Verdes.