•  |
  •  |
  • END

El Obispo Emérito de Granada, monseñor Bernardo Hombach, hablando desde la jerarquía de la Iglesia Católica, y la embajada de los Estados Unidos en Managua, rechazaron las imputaciones que les hizo el jueves el presidente Daniel Ortega, de que ambos sectores están propiciando un golpe de Estado en Nicaragua.

Durante su discurso, Ortega hizo referencia a “señores con investiduras religiosas” que hablan “maravillas” de un delincuente que apareció en la montaña al que llaman “líder guerrillero”, en alusión al ex contra José Gabriel Garmendia Gutiérrez, alias “Yahob”, y también dijo que hay grupos que están “alentando a la guerra”, con evidentes referencias a los obispos Mata y Báez.

Monseñor Hombach señaló que la situación de Nicaragua es diferente a la de Ecuador, sin embargo, manifestó que el pueblo tiene derecho a expresarse, “si no sería como una olla de presión, y cuanto más presión existe, mayor explota”.

En ese sentido, Hombach consideró que los gobernantes tienen que ser prudentes, dialogar con el pueblo y admitir opiniones contrarias. Aseguró que de ninguna forma los obispos están interesados en derrocar al gobierno o sustituirlo, en relación con los comentarios que hizo Ortega.

El Obispo Emérito insistió durante toda la entrevista concedida al periodista Arturo McFields, de Canal 12, en el diálogo abierto sin exclusiones y en el derecho del pueblo a expresarse.

EU no está interesado en propiciar golpes de estado

Por otra parte, la vocera de la Embajada de Estados Unidos en Managua, Lilliam Nagaglioni, emitió ayer una nota de prensa con la posición del gobierno de su país, donde explica que no están interesados en propiciar golpes de Estado en Nicaragua y tumbar al gobierno de Daniel Ortega.

Nagaglioni también dijo del comunicado oficial que su gobierno a través de la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, y su representante ante la OEA, rechazan y condenan enérgicamente lo que pasaba en Ecuador, y demandaron restituir la institucionalidad y deploraron la violencia y el caos. También manifiestan su respaldo al gobierno de Rafael Correa.

“Cualquier sugerencia de que Estados Unidos haya apoyado los acontecimientos de ayer en Ecuador es infundada. Cualquier afirmación en el sentido que Estados Unidos promueva golpes de Estado en Nicaragua o en cualquier parte es completamente infundada”, detalla la nota.

“Estados Unidos valora la amistad de nuestros pueblos”, y “afirmaciones sin fundamento de esta naturaleza socavan nuestros esfuerzos por crear una mejor relación con Nicaragua con base al respeto mutuo”, agrega.

Poder Judicial se ha excedido

Por otra parte, Hombach también expresó que la Corte Suprema de Justicia, CSJ, se ha excedido en sus funciones al intentar dejar sin efecto el artículo 147 de la Constitución, que prohíbe la reelección consecutiva en la Presidencia de la República.

“Se extralimitó, porque la CSJ no es para aprobar leyes o modificarlas, sino para aplicarlas, y me parece que últimamente se dedicó no sólo a administrar las leyes, sino a legislar”, dijo monseñor Hombach.

El religioso manifestó que esto genera mucha inseguridad sobre las leyes en Nicaragua, “porque los que tienen el poder interpretan la ley a su gusto y a su conveniencia”.

Lo más “peligroso”, señaló Hombach, es “cuando la silla de la justicia está vacía, ahí se asienta la violencia”.

Reacciones en Estelí

En tanto, el presidente nacional, de la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos, Apndh, licenciado Roberto Petray, reaccionó airado ante lo que señaló “indirectas directas” del presidente Daniel Ortega en contra de los obispos de Nicaragua.

Ortega hace alusión a los religiosos y sobre todo al obispo Mata, al referirse de forma indirecta que él apoya a “delincuentes que andan armados en el norte”, en referencia a “Yahob”, señaló.

“El Obispo me dijo que por el momento no existe necesidad alguna de contestarle nada al Presidente”, dijo Petray, quien aseguró que en la oportunidad que han tenido, han exhortado a “Yahob” que no es el tiempo para andar armado en pleno siglo XXI, creando zozobra para la nación.

“Pero él ha contestado de forma insistente que ya es el momento de hacerlo, y allí ya no podemos hacer nada nosotros”, dijo.

 
Con la colaboración de Máximo Rugama.