•  |
  •  |
  • END

Las costas del Refugio de Vida Silvestre La Flor, localizado a 20 kilómetros al sur de la ciudad turística de San Juan del Sur, se convirtieron en los últimos tres días en una especie de santuario de miles y miles de tortugas Paslama, que llenaron por completo las bellas costas de esta playa.

Cada año llegan a depositar dentro de la arena sus huevos que garantizaran la sucesión de la especie catalogada en peligro de extinción.

El delegado del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena-Rivas), Mario José Rodríguez, manifestó que el período de arribadas 2010 -2011, inició en julio y culmina en enero, “pero es en los meses de septiembre y octubre cuando las tortugas salen masivamente del mar a desovar”.

De acuerdo con Rodríguez, entre la noche del martes y el miércoles, ya se contabilizaban 68, 938 tortugas, y según sus palabras aun faltaba por determinar la cantidad que salió a desovar la noche de este jueves, por lo que no descartó que el total de la arribada se aproximé a 90 mil quelonios.

Resguardan la costa

Para garantizar la seguridad de las tortugas y sus huevos, el refugio dispone de cinco guardaparques, y de la presencia permanente de 15 efectivos del Ejército, y en períodos de arribadas se unen a la protección del lugar oficiales de la Policía y pobladores de las comunidades cercanas, que a cambio de evitar el saqueo de huevos reciben un incentivo de 750 córdobas por cada arribada.

Cabe señalar que durante la arribada 2009-2010, se contabilizó, la llegada de 121,031 tortugas y el nacimiento de 397,219 tortuguillos, y de esto fueron testigos 4,080 turistas en su mayoría extranjeros, que no perdieron la oportunidad de llegar a apreciar cómo miles y miles de tortugas llegan a desovar a estas costas.

Algo que nadie debe perderse

Según Rodríguez, el refugio tiene un gran valor turístico y conservacionista para el país, por ser una de las pocas playas del mundo donde acuden masivamente los quelonios a desovar, “y esto es algo que no se deben de perder ni turistas nacionales ni extranjeros”.

La presencia de estas tortugas no sólo atrae a turistas, sino que también a científicos que se interesan por estudiar esta especie, y según Rodríguez, en la actualidad se encuentra un colombiano que pretende instalar chapas a 7,000 tortugas para determinar el recorrido que éstas hacen y saber si regresan a la misma costa a depositar sus huevos. Según Rodríguez, las chapas serán colocadas en las aletas y están numeradas y llevan el nombre de “La Flor”, por lo que este distintivo, permitirá identificar con facilidad a la tortuga, aunque salga en las costas de otros países.

Anuncian proyecto turístico comunitario

Entre los planes también destaca un proyecto turístico comunitario que emprenden, en coordinación, Marena y la alcaldía de San Juan del Sur, ya que según Rodríguez, próximamente la carretera será adoquinada y la afluencia de turistas irá en aumento.

“Por eso se deben crear alternativas a los habitantes de las comunidades y mejorar la infraestructura de la zona, como por ejemplo, hay que hacer hospedajes, tours acuáticos, paseos en senderos, entre otros, y esto nos ayudaría a que desistan también del saqueo de los huevos” señaló.