Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

El sujeto que la policía señaló como presunto cabecilla de una mafia que trafica indocumentados, se entregó a la delegación policial de Estelí, ayer por la noche.

Julio Ignacio Meza Vanega, a quien el Ministerio Público también vincula con la muerte de los cubanos Maikel García Enamorado y Yureimi García Julia, cedió por su voluntad a las autoridades la noche del jueves.

Meza fue llevado a los juzgados y nombró como su abogado defensor a Kenneth Guardado Sabillón. Lo único que dijo con relación a las acusaciones que se le hacen es que él siente inocente. Sin embargo, la fiscalía continúa las investigaciones para descubrir lo que realmente pasó.

Otro delito

Léster Godínez, conductor del furgón en el que eran traslados los indocumentados y quién explicó cómo trabaja la red de traficantes, sólo ha sido acusado por el delito de tráfico de indocumentados en relación a ese caso.

Sin embargo, Godínez, de 55 años, también podría ser acusado por convivir con una adolescente que supuestamente es hija de Julio Meza. Según las averiguaciones de la policía, todo lleva a suponer que Julio se hace pasar como padre de la joven y que se la entregó por dinero a Godínez. Aunque también se cree que Meza es padrastro de la niña.

La audiencia inicial se programó para el 22 de febrero. El comisionado mayor Marvin Castro Orozco, jefe de la delegación policial de Estela, dijo que durante las acciones investigativas para reconstruir los hechos, se encontró partículas de pintura roja en la chaqueta del cubano Mayquel, la que se está comparando con la pintura interior del furgón.