•  |
  •  |

En 2007 se produjo un preocupante deterioro en materia de derechos civiles y políticos de los nicaragüenses, observó el no gubernamental Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) en su informe anual sobre la materia, divulgado este viernes.

El balance de los derechos humanos en el último año es "negativo" y, aunque hay "incipientes" avances en los aspectos económicos y sociales, "hay un preocupante deterioro en materia de derechos civiles y políticos", dijo la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, durante la presentación del informe.

La activista de derechos humanos acusó al gobierno del presidente Daniel Ortega de "irrespetar" la Constitución y "despreciar" la legalidad y la separación entre los poderes de Estado.

Preocupa libertad de expresión

La libertad de expresión en Nicaragua preocupa porque hay diferentes formas de restringirla, al igual que la libertad del derecho de organización y participación ciudadana, mencionó Núñez.

Cualquier partido político o persona tiene derecho a organizarse, pero el gobierno "no puede de ninguna manera imponer instancias paralelas o sustitutivas" de organización, dijo Núñez en alusión a los paraestatales Consejos de Poder Ciudadano (CPC).

Ortega, mediante decreto, estableció los CPC para apoyarse en la ejecución de los planes de su gobierno y marginó de estos a otras formas existentes de organización de los ciudadanos.

Justicia más débil

El documento señala que la situación de la justicia fue el punto más débil de la institucionalidad democrática en Nicaragua durante el 2007 y que el acceso a esta de los ciudadanos "sigue siendo una aspiración".

A ese respecto, agrega que "el poder judicial fue utilizado por partidos y sectores económicos y religiosos" para excluir y perseguir a sus adversarios o favorecer intereses de las cúpulas de los partidos Frente Sandinista (FSLN-izquierda) y Liberal Constitucionalista (PLC-derecha).

Las acciones para garantizar la educación gratuita, la merienda escolar y la gratuidad de los servicios de salud, sostiene, son avances importantes, pero "no tuvieron el efecto de cambiar significativamente la situación" el año pasado ni en lo que va de 2008 por la insuficiente asignación de recursos en el presupuesto.