•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Cruz Roja nicaragüense rindió hoy un homenaje póstumo a cinco de sus voluntarios que murieron, junto a una periodista, al ser arrastrados la ambulancia y el camión en los que viajaban debido a la crecida del río Tecolostote, municipio de San Lorenzo, en Boaco, el sábado.

El homenaje se realizó en la sede de la Cruz Roja, al sur de la capital nicaragüense, en donde decenas de ambulancias, en caravana, sonaron sus sirenas para recordar a las víctimas que fallecieron la noche del sábado mientras regresaban de una misión humanitaria. También se guardó un minuto de silencio por las víctimas que fueron arrastrados por las aguas desbordadas del río.

El presidente de la Cruz Roja nicaragüense, Clemente Balmaceda, declaró a periodistas su consternación por esa tragedia que enluta a esa institución humanitaria. "Nos encontramos abatidos", señaló Balmaceda, que destacó que los cinco voluntarios, cuatro de ellos mujeres, murieron en cumplimiento de su deber.

Entre los fallecidos se encuentran la directora de la Cruz Roja de la provincia de Boaco, Lucrecia Mairena; la presidenta de la juventud de la Cruz Roja de Managua, Doris Alicia Rodríguez; y Marianela Martínez, asistente de prensa de esa institución. También la periodista Ana Luvys Urbina Obando, corresponsal de los canales locales 8 y 11; y dos voluntarios más de la Cruz Roja.

Las víctimas viajaban a bordo de una ambulancia y un camión de la Cruz Roja y regresaban a Managua después de abastecer con alimentos, asistencia médica y humanitaria a pobladores de comunidades rurales del centro del país afectados por las lluvias.

El percance se registró la noche del sábado en el municipio de San Lorenzo, en la céntrica provincia de Boaco, cuando los conductores de la ambulancia y un camión de la Cruz Roja intentaron cruzar un río crecido de esa localidad, desbordado por las lluvias. En total viajaban 14 personas y 8 lograron sobrevivir, según las autoridades.

En Nicaragua suman 66 los muertos a causa de las lluvias que han caído en el país desde mayo pasado, incluyendo los seis fallecidos de la noche del sábado pasado, según la Defensa Civil.