•  |
  •  |
  • END

La situación de emergencia que vive el país, como consecuencia de las inundaciones ocasionadas por las lluvias, sgún el pastor Augusto Marenco representa una demanda a los funcionarios públicos para que pongan por encima de cualquier proceso burocrático la necesidad de la gente.

“No hay que jugar con eso”, advirtió el guía religioso, refiriéndose a las “trabas” que denunció un organismo que buscaba entregar ayuda a los damnificados.

Marenco, además, exhortó a los funcionarios a evitar suspicacias relacionadas con la transparencia de la ayuda.

“El asunto de las ayudas debe ser manejado de manera correcta y transparente”, dijo, para recordar que en Nicaragua “hemos tenido muchas experiencias negativas. Las desgracias mucha gente las convierte en oportunidades para hacer cosas no correctas”, sostuvo el pastor Marenco, y mencionó como ejemplo las críticas surgidas a la administración pública en el manejo de la ayuda que llegó para Nicaragua, cuando fue azotado por el huracán Mitch, “cuando se desviaron recursos”, señaló.

Asimismo, el líder religioso valoró necesario “apartar toda diferencia partidaria o política y enfocarnos en atender las necesidades del pueblo”.

Opinó que la mejor manera de lograrlo es fundamentarse en el diseño de mecanismos de canalización de ayuda prácticos, apartados de todo tilde político.

Mencionó que las iglesias evangélicas ya tienen experiencia en la gestión de ayuda, y en ese sentido consideró que la burocracia institucional no cabe en situaciones de emergencia que impliquen la desgracia humana.

“Obviamente tiene que haber orden, pero debe ser lo más práctico posible”, reiteró, reconociendo que es los “pegones” denunciados recientemente no son una constante, al menos en la que se hace a través de las iglesias evangélicas.

Actualmente, informó, están trabajando en coordinación con las autoridades al frente de la atención de la emergencia, en llevar ayuda a quienes se encuentran asilados en refugios temporales.

Dijo que es momento de trabajar por “levantar en el corazón del pueblo nicaragüense, el deseo de que todos nos ayudemos”, y que eso depende en buena medida de la confianza que las autoridades generen en la población.

Por su parte, Gilberto Aguirre, Director de Desarrollo del Consejo de Iglesias Pro Alianza Denominacional, Cepad, ellos están también sumando esfuerzos para ser parte de la atención de la emergencia que enfrentan las familias nicaragüenses que habitan en las zonas afectadas.

Hasta la fecha, aseguró que han podido coordinar la entrega de la ayuda recolectada por medio de sus representantes locales y de las brigadas de ayuda humanitaria asignadas a la zona, en su caso San Francisco Libre. Según dijo, proyectan beneficiar con ayuda a unas 100 familias de esa localidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus