•   Granada  |
  •  |
  •  |
  • END

Al alcalde de Granada, Eulogio Mejía Marenco, no le preocupa la amenaza de ir a la cárcel porque, según él,  no hay motivos para que sea detenido. Más bien, desestimó la denuncia por desacato que 19 ex trabajadores de la comuna --acompañados por funcionarios de la Comisión Permanente de Derechos Humanos-- hicieran ante el Ministerio Público de esta ciudad. 

A Mejía Marenco se le ha señalado de no querer acatar una resolución judicial emitida por los magistrados del Tribunal de Apelaciones de la Circunscripción Sur, que le ordenan reintegrar en sus puestos de trabajo a 19 empleados que fueron despedidos poco después de su toma posesión, entre ellos algunos líderes sindicales.

La denuncia fue interpuesta la mañana del martes, sin embargo, minutos después, el alcalde reafirmó que no habrá reintegro. “La sentencia también dice que si no se da el respectivo reintegro, hay que darles su indemnización, y nosotros estamos dispuestos a respetar esa disposición de acuerdo con el Código Laboral, que dice que al empleado despedido se le tiene que dar el equivalente a un mes de salario por cada año trabajado, hasta un máximo de cinco”.  
Manifestó que en el caso de los sindicalistas, hay disposición de pagarles el doble, tal como manda la ley. “El convenio colectivo del que ellos hablan fue anulado en meses anteriores, y hay un nuevo convenio de acuerdo con la realidad. Eso quedó ratificado en el Ministerio del Trabajo. Todos sabemos lo que le costaron a Granada las constantes huelgas de estos señores, que si no les pagaban el quince, ese día empezaba la huelga.”

Para justificar el despido de más de 70 miembros, en febrero de 2009, la comuna también argumentó una excesiva cantidad de trabajadores, no obstante, luego se le señaló de haber contratado otro personal que, según algunos críticos, superó la cifra de empleados  y de salarios.  

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus