•  |
  •  |
  • END

El sector microfinanciero de Nicaragua está resintiendo los efectos del Movimiento No Pago, al pasar del puesto número ocho al número 13 de la lista general del informe del Microscopio Global 2010 sobre el Clima de Negocios para las Microfinanzas, que analiza la situación actual de 54 países del mundo.

Según el puntaje general del entorno de negocios para las microfinanzas, Nicaragua se ubica en el puesto número trece, con 52.3 puntos, mostrando una variación en relación con 2009 de -6.3.

De todos los países en la región, Nicaragua perdió la mayor cantidad de puntos. De acuerdo con el informe, debido en gran parte a los efectos negativos del movimiento No Pago sobre el marco regulatorio, y a las condiciones de financiamiento para las instituciones de microfinanzas.

Este reporte es un estudio financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, y elaborado por el Economist Intelligence Unit sobre el entorno de negocios para el sector de las microfinanzas en 54 países del mundo. El resultado del mismo es un índice que permite comparar países y regiones en tres categorías: marco regulatorio, clima de inversión y desarrollo institucional.

Por segundo año consecutivo, Perú, Filipinas y Bolivia encabezan el índice Microscopio del Economist Intelligence Unit. Perú mantuvo su posición como líder mundial, logrando un puntaje de 74.3 sobre 100, similar al del año anterior. Filipinas y Bolivia intercambiaron sus posiciones y terminaron en segundo y tercer puesto, respectivamente.

Nicaragua sale de los 10 mejores
Dos nuevos integrantes del índice fueron Pakistán y Kenia, que se unieron a los diez mejores, desplazando a Nicaragua y a Uganda. Por otra parte, Venezuela ocupa por primera vez la última posición, puesto número 54, con el peor desempeño en el índice de 2010.

Venezuela cae a la cola de la lista sustituyendo a Tailandia, en gran parte debido al deterioro en las condiciones de inversión y de funcionamiento para las instituciones no gubernamentales, y también por una ligera mejora en Tailandia, cuyo sector de microfinanzas sigue siendo fuertemente dirigida por el Estado.

Falta marco regulatorio
En relación con la categoría del marco regulatorio, Nicaragua está ubicada en el puesto número 43.8, con una variación de -12.5 desde 2009. Los resultados de este estudio reflejan que en los últimos años las instituciones de microfinanzas han experimentado un rápido crecimiento en Nicaragua. La falta de interés por parte de los bancos principales en financiar a pequeños productores ha generado una gran demanda insatisfecha de créditos en las zonas rurales.

Pese a la creciente demanda, la ausencia de un marco legal adecuado para las microfinanzas sigue dificultando el desarrollo del sector, ya que la mayoría de las entidades no son reguladas.

De acuerdo con el documento, el Movimiento No Pago promovido por deudores y con fuerte apoyo político en los poderes Ejecutivo y Legislativo, tiene un efecto pernicioso en el sector de las microfinanzas, al causar reconfiguración de las políticas públicas hacia el sector y aumentar el riesgo de morosidad.

Clima de inversión deteriorado
La categoría del clima de inversión, sitúa al país en el puesto número 34, con 40.8 puntos, y con una variación de -6.7. También señala que la moratoria de la deuda conseguida por dicho movimiento está reduciendo de forma drástica la concesión de préstamos a nuevos clientes, ya que las microfinancieras enfrentan un riesgo de cartera más alto, y, a su vez, una reducción o suspensión del financiamiento principalmente externo al sector.

Las ONG se han visto especialmente afectadas por el recorte del financiamiento internacional, que comenzó en 2009, y que se ha mantenido en 2010 por la moratoria de la deuda y por la ley que regula la misma.

Durante 2009 no se renovaron líneas de financiamiento internacional que oscilaban entre los 60 y los 90 millones de dólares.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus