Luis Galeano
  • |
  • |
  • END

El ex contralor Lino Hernández Trigueros aseguró que no volverá a la Contraloría General de la República, CGR, porque “aunque la calle está redura” prefiere continuar “en el aire” antes que violentar la Constitución y dar como legal y válido el decretazo y el revivido artículo 201.

“No sé de dónde están sacando que yo voy a volver, porque si voy a hacer eso, nunca me hubiese ido, más bien estoy buscando cómo me paguen mi liquidación, la que solicité incluso antes de irme, pero nada”, dijo Hernández ayer al ser consultado sobre publicaciones que dan por un hecho su reintegro al Consejo Superior de la CGR.

Hernández es el único de los contralores que en obediencia a la Constitución entregó su cargo en la CGR a mediados de febrero de este año, cuando se cumplieron los cinco años de período para el que fue electo, mientras que el resto de sus colegas se han mantenido en sus despachos, usando el decreto 03-2010, emitido por el presidente Daniel Ortega, quien no tiene ninguna autoridad para emitir decretos leyes, menos contra la Constitución de la República.

“Nadie puede negar que estar en el aire es difícil y que la calle no está dura, porque está redura, pero eso no quiere decir que yo voy a actuar contra la Constitución que claramente señala el período para el que fuimos electos y que sólo podemos ser reelectos o sustituidos si la Asamblea Nacional toma una decisión”, dijo Hernández.

Sobre los magistrados de CSJ

Añadió que aunque en la Corte Suprema de Justicia, CSJ, los magistrados de tendencia liberal han decidido reintegrarse y sesionar con los abogados Rafael Solís y Armengol Cuadra, junto a conjueces incorporados al margen del procedimiento legal, ellos son dueños de sus decisiones y hay que respetarlas, pero no es mi caso.