Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

Los magistrados liberales de la Corte Suprema de Justicia, después de tres meses de oponerse a las inconstitucionalidades de los magistrados orteguistas, finalmente sucumbieron ayer y firmaron un acuerdo de reintegración a sus labores.

Según fuentes judiciales, los reintegrados decidieron firmar un acuerdo en el que aclaran que ejercerán sus funciones jurisdiccionales establecidas en el artículo 164 de la Constitución, pero en grupos de trabajo, y será hasta que de una vez se resuelvan las diferencias entre magistrados, nombrar las organizaciones de salas Civil, Penal, Constitucional y Contencioso, pero de todas formas, las sentencias de la reelección y el decretazo quedan plenamente vigentes.

Cuarezma ausente

“Ellos (magistrados liberales) presentaron un documento donde sostienen su posición política y los magistrados (orteguistas) otro documento justificando lo actuado y lo integraron al acta de Corte”, expresó Larios.

Según el acuerdo, los magistrados ejercerán sus funciones de acuerdo con el calendario previamente establecido: lunes, asuntos penales; martes, asuntos civiles y contenciosos; miércoles, asuntos constitucionales y el jueves homologarán sentencias en Corte Plena, tal y como lo hacían con los conjueces, quienes a partir de mañana cesan sus funciones.

“En los casos penales las audiencias se llevarán a cabo con un mínimo de ocho magistrados y serán convocados por el presidente o vicepresidente, en su caso de la Corte mientras no sean constituidas las salas”, reza el acuerdo.

El único magistrado liberal que no se ha reintegrado a la Corte es Sergio Cuarezma, pero según Larios “su ausencia no afecta en nada porque hay suficientes magistrados y hacen mayoría”.

El acuerdo ya está en plena vigencia y a partir de hoy los magistrados liberales y orteguistas estarían trabajando en el grupo de asuntos constitucionales. El arreglo económico sobre salarios caídos y lucro cesante, se mantuvo como “secreto de Estado”.