•   TEGUCIGALPA/HONDURAS  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ex gobernante de facto de Honduras, Roberto Micheletti, acusó hoy a Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Ecuador de "intromisión" en los asuntos internos de su país, después de que miembros del Frente Nacional de Resistencia (FNRP) se reunieran con el ex presidente Manuel Zelaya en Managua.

Esa "intromisión", según Micheletti, se reflejó en las reuniones de Zelaya, derrocado en junio de 2009, el viernes y sábado con dirigentes de esa organización que viajaron a Managua, donde también dialogó con el gobernante nicaragüense, Daniel Ortega.

"Eso demuestra que toda la doctrina propuesta por esos señores aquí, (por) ese grupillo que andaba allá, es prácticamente una intromisión de países del área latinoamericana en Honduras, y voy a decir de Venezuela, de Nicaragua, de Bolivia y de Ecuador", declaró Micheletti a Radio América de Tegucigalpa. "Es una intromisión abusiva, irrespetuosa", de esos cuatro países que están "metidos en asuntos internos de nuestro país", remarcó.

Lamenta la falta de originalidad de los izquierdistas
Los dirigentes que se reunieron con Zelaya en Managua son parte de la cúpula del FNRP, cuyo coordinador general es el ex mandatario derrocado por el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, cuando el Parlamento designó a Micheletti como gobernante. Micheletti lamentó "lo poco originales que son los izquierdistas" hondureños, a los que tildó de "grupillo" que "ni siquiera tiene su propio criterio" y que está esperando a que los "programe" el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, "a través de ese trabajador de Chávez que se llama Ortega, irrespetuoso, abusivo".

"Por eso me da hasta lástima ver la forma en que estos señores se expresan, solamente cumpliendo instrucciones del señor Ortega, que pretende nuevamente ser dictador de Nicaragua", agregó. Asimismo, comentó que Zelaya, quien vive en la República Dominicana desde enero, pretende regresar a Honduras convertido en un líder como el ex presidente argentino Juan Domingo Perón después de haber sido derrocado.

Zelaya "está tratando de copiar estas cosas, que lógicamente no le dan resultado acá en el país porque él no tiene la popularidad que aquel hombre tenía allá", aseguró, y afirmó que él ex presidente y sus seguidores pretenden "provocar problemas internos en el país". Zelaya y el FNRP "quieren tomar el poder por no sé qué forma, porque no tienen las armas ni el valor ni la gente que los pueda apoyar", sentenció.