•   MANAGUA  |
  •  |
  •  |

El gobierno recibirá un financiamiento de diez millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), para poner en marcha el Sistema Integrado de Gestión Administrativa y Financiera (Sigaf), que “mejorará la eficiencia y transparencia de la gestión del gasto público y modernizará los procesos y sistemas de administración de las finanzas del Estado”.

Los ejecutivos del BID acaban de anunciar oficialmente este préstamo blando, el cual permitirá al gobierno de Daniel Ortega instalar y operar en sus instituciones todo un sistema informático en línea y red que será de acceso público, y cuya ventaja principal es agilizar los trámites y rendir cuentas tanto a nivel nacional como internacional.

US$ 22 millones en total
Explica el BID en el comunicado que este monto comprometido es inicial, ya que en su segunda etapa destinará otros 10 millones de dólares mientras la Unión Europea aporta 2.4 millones, para completar el costo total de este proyecto “que permitirá implementar un nuevo modelo de gestión de las finanzas del sector público”.

Explican que el Sigaf “permitirá bajar a la mitad el tiempo de preparación y publicación de los estados financieros de la administración central; reducir el costo de las compras gubernamentales; ampliar el acceso del público a información fiscal clave; y contar con proyecciones fiscales analizadas desde una perspectiva plurianual y vinculadas a las políticas
presupuestarias y de gastos”.

Acceso público a finanzas
Cabe destacar que el sistema ya es implementado en algunas instituciones públicas de manera individual, sin embargo, esta iniciativa busca uniformar todas las gestiones y finanzas del Estado, además de conectarlas en red y abrir esta información al acceso público mediante Internet.

“Bajo este sistema, la totalidad de los organismos estatales quedarán conectados a la red central de comunicaciones. Esto permitirá que los datos de la ejecución presupuestaria, que actualmente se publican trimestralmente, se divulguen en forma mensual en el sitio web del Ministerio de Hacienda”, agrega el BID.

A manera de ejemplo, los técnicos del BID precisan en el informe que una vez implementado el Sigaf, “el porcentaje de desembolsos gubernamentales procesados electrónicamente pasará del actual dos por ciento de pagos de proveedores y 29 por ciento de pagos de la nómina fiscal, a 80 por ciento
de los proveedores y 40 por ciento de la nómina fiscal”.

Detalles del préstamo
Además, “el porcentaje de la deuda pública externa que se registra automáticamente en forma electrónica pasará del actual cinco al 100 por ciento, y el de los organismos del gobierno central que adoptan los procesos de gestión de recursos humanos, incluyendo fichas de personal y generación electrónica de planillas, pasará del cinco al 50 por ciento”.

Este primer desembolso, según el BID, consiste en un préstamo de cinco millones del Fondo para Operaciones Especiales con carácter concesional, a pagarse en un plazo de 40 años y con un período de gracia de 40 años, con una tasa de interés del 0.25 por ciento. Los otros cinco millones fueron convenidos em un crédito de capital ordinario a pagarse en 30 años y, con cinco años y medio de gracia.