•  |
  •  |
  • END

La no reintegración del magistrado liberal Sergio Cuarezma empieza a ‘chimar’ a los magistrados orteguistas de la Corte Suprema de Justicia, ya que ayer la magistrada Alba Luz Ramos Vanegas expresó, a través de nota de prensa, que la ausencia laboral del magistrado “es una infracción grave y es motivo de destitución”.

Además aseguró que en los próximos días le estarían solicitando que entregue el vehículo de la institución que tiene asignado y que no siga utilizando recursos y personal del Poder Judicial. Esta advertencia también es válida para el doctor Damicis Sirias, quien desde el 12 de abril, fecha en que se le venció su período, no se ha presentado a sus labores.

Ramos recordó nuevamente la sentencia del doctor Iván Escobar Fornos que sostenía que al incumplir con la Constitución al ausentarse, incurría en el delito de desobediencia a la ley y era motivo para ser destituido.

Hay que aplicarle la ley

“Las leyes son graves para los magistrados de los tribunales de apelaciones y los jueces, con mucha mayor razón se le debe aplicar a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia que son los de más alto rango y los de más alta jerarquía”, dijo Ramos.

Mientras tanto, el magistrado Cuarezma no se ha pronunciado sobre su posición respecto al tema, desde que este martes pasado sus colegas liberales se reintegraron aceptando las sentencias reeleccionista y la del decretazo firmada por conjueces y magistrados orteguistas.