•  |
  •  |
  • END

El presidente Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, Roberto López, fue categórico el pasado viernes por la noche con los miembros de la Unidad Nacional del Adulto Mayor (UNAM). Les dijo que no existen fondos para responder a sus demandas y que para considerar su reclamo tendrían que esperar un tiempo no determinado, hasta que el gobierno ajuste con los compromisos que ha adquirido con el Fondo Monetario Internacional, FMI.

La UNAM continuó con su lucha y tras cuatro días de protesta, el INSS a través de López les cerró las puertas a sus peticiones, argumentando que no hay dinero para este sector, el cual está exigiendo pensiones reducidas a todas las personas que no pudieron cumplir con las 750 cotizaciones, según informó a END Félix Hernández Gutiérrez, directivo de la Unidad.

Aumentarán huelga de hambre

Los ancianos dicen que no están dispuestos a seguir esperando más, y que este problema debe resolverse antes de que finalice este año y que por eso más de 30 adultos mayores seguirán en huelga de hambre en Managua y en otras filiales del país.

José Andrés Martínez Avendaño, de 65 años, es uno de los ancianos que exige pensión reducida, aunque en la realidad él cumplió con todas las cotizaciones. Su problema fue que en muchas empresas que trabajo (Pepsi Cola, Alcaldía de Managua, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, etc.) no reportaron todas las cotizaciones.

“Soy diabético, me cortaron un dedo del pie izquierdo, ni aún así me quisieron dar pensión por invalidez”, expresó Martínez, uno de los ancianos que desde inicios de esta semana se encuentra en las instalaciones centrales del INSS en Managua ejerciendo presión para que les atiendan sus reclamos.

Sin nadie que se apiade

Según el presidente de la Asociación de Jubilados, Donald Castillo, en el país hay más de 20,000 adultos que se encuentran en esta situación.

Asimismo, la mayoría de los ancianos que están en esta lucha han podido sobrevivir con ayuda de sus hijos y de otros familiares, además presentan problemas de salud como: gastritis, diabetes, problemas en la próstata, en los riñones, entre otras. Los reclamantes se quejaron que en los centros de salud que en ocasiones los tratan mal.

“Últimamente por no tener ingreso mi salud se ha agravado, en la casa solo una persona trabaja y de allí medio ajusta para toda la familia” expresó Facundo Primitivo Sáenz Tercero, que lleva 3 años lleva exigiendo una pensión reducida.

Además de la pensión reducida, exigen el 6 % del salario mínimo del mes de febrero a los que si reciben su pensión, cobertura de salud, pensión por invalidez, entre otras.

“Si el INSS no escucha nuestras demandas, vamos a tomar medidas mas fuertes, nos tomaremos todas las filiales del INSS en todo el país durante esta semana” aseguró Donald Castillo.