•   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

Doble amenaza a su salud y seguridad están viviendo los habitantes de la costa del lago Cocibolca, en Granada, que este fin de semana se declararon desesperados y sin apoyo de la municipalidad ante la entrada del agua a sus humildes viviendas, que se ubican entre el muelle de la Empresa Portuaria Nacional, EPN, y el Instituto Tecnológico Nacional, Intecna.

Los afectados de la zona conocida como “La Carrilera” se plantaron este viernes en las afueras de la Biblioteca Municipal, donde el alcalde Eulogio Mejía Marenco y sus concejales sostenían una sesión ordinaria, para reclamar por la ausencia de ayuda.

“Tenemos casi dos meses de estar con el agua a las rodillas y lo peor es que está subiendo más, ya no podemos estar viviendo en nuestras casitas, por eso queremos que nos ayuden para irnos a otro lugar”, manifestó doña Janeth Guadamuz.

Las madres de familia señalaron que por las condiciones de insalubridad del sitio los niños están padeciendo de hongos, calentura, asma y diarrea, razón por la que temen algún brote de dengue o Leptospirosis.

“Las letrinas están llenas de agua y ya no podemos ir a hacer nuestras necesidades, vamos a tener que buscar el monte, porque usted sabe que los niños no se van a aguantar y no tenemos otro lugar donde llevarlos”, expresó la señora.          

Peligro de Leptospira
Doña Cinthia Morales Acevedo también expuso su inquietud. “A mi niño lo tengo con hongos, tos, calentura y yo ando los pies enfermos, esa agua está muy sucia y necesitamos que nos quiten de aquí. Tampoco tenemos comida, ropa, colchones, ni sábanas para cobijarnos en las noches; el agua se nos llevó todo lo que teníamos”, indicó.

La tarde de ayer, mientras esperaban la llegada de la brigada médica que dicen les prometió el concejal Emilio Mena, los hombres se disponían a quitar la madera, el zinc, plástico y otros materiales que todavía pueden servirles para levantar improvisadas viviendas a varios metros de distancia de las costas, donde la corriente no cause tanto daño.

Denunciaron ante las cámaras de un canal de televisión que el edil dijo que llegaría a “La Carrilera” a ver las condiciones en que se encuentran, pero nuevamente los dejó esperando.