•  |
  •  |
  • END

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, dijo que la entidad castrense está abierta a que la Policía Nacional haga todas las investigaciones que correspondan, para determinar si algún uniformado de sus filas, se encuentra involucrado en el secuestro y posterior ejecución de Wilfredo Barraza Larios y de sus dos acompañantes, en el sureño municipio de Cárdenas.

Avilés, acompañado de la jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, dijo que la presencia de colores militares en un vídeo que registró el momento en que Barraza y compañía fueron secuestrados en una gasolinera de Managua, no significa que soldados estén involucrados en el caso, porque la delincuencia puede usar esas ropas para confundir, y que el vídeo mismo no es una evidencia en contra de la institución que dirige, sin embargo, agregó que están abiertos a que los investiguen.

“Cuando alguien aparece involucrado en una actividad ilícita, utilizando alguna prenda de vestir que coincide con los colores de algunos de los uniformes que tienen el Ejército y la Policía, o cuando se cometen delitos y se dice que quienes lo hicieron andaban vestidos de (uniformes) una de las instituciones armadas, creo que no involucra de manera directa a un miembro de las fuerzas armadas”, dijo Avilés.

Los testigos que hablaron con END dieron un detalle pormenorizado de los secuestradores que llegaron a bordo de un Yaris gris, y cuyas vestimentas no dejaban duda de que se trataba de una especie como de comandos para operaciones especiales.

“Nada contundente”

Avilés indicó que ha conversado con Granera, quien le transmitió que no se puede ser contundente en decir que uno o más militares estaban involucrados en el caso de las ejecuciones, porque apareció un pantalón de color verde o camuflado.

“Si hay algo anómalo, díganlo”, reta Avilés a PN

Explicó en ese sentido que las prendas militares de uso oficial del Ejército de Nicaragua, están debidamente reglamentadas y que hay diferentes tipos de uniformes, que todos tienen insignias, grados militares, nombres y apellidos, una identificación del arma o la persona a la cual pertenecen.

“Yo quiero ser categórico: hay un proceso que lo lleva la Policía Nacional y en ese proceso ellos están determinando como siempre lo han hecho con claridad y transparencia los resultados de una investigación”, dijo Avilés.

Los secuestradores, según los testigos que hablaron con este medio, vestían botas, pantalones camuflados y camisetas negras, lo cual coincide con el informe preliminar brindado por la comisionada Zavala, jefa de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), quien en conferencia de prensa, dos días después del crimen, detalló que los testigos señalaban la presencia de personal uniformado.

“Creo que es importante tener en cuenta la capacidad de la Policía, le decía Aminta (Granera) y Carlos (Palacios, subdirector de la Policía), ustedes llevan una investigación y si ustedes observan una situación irregular, pues sencillamente díganlo, hágannoslo saber”, añadió el alto mando militar, dejando abierta la posibilidad de que las averiguaciones confirmen participación de militares activos en el asunto.

Familiares de los hondureños liberados que hablaron con END dijeron que una persona llamada Óscar o Walter Chávez Hernández es personaje clave en estas operaciones, y ellos tienen entendido que está emplantillado en el Ejército de Nicaragua.

“Hay un nombre que aparece ahí, nosotros mandamos a revisar y no hay alguien con ese nombre, recuerde que aquí somos más de cinco millones de habitantes y pueden haber nombres coincidentes, pero no tenemos nosotros personal registrado con ese nombre”, dijo Avilés, al referirse a Chávez Hernández.

Del vídeo y de las telas militares

Al referirse al vídeo que tiene la Policía que registró los hechos, indicó que ellos no lo han visto “porque es la Policía la que lleva el proceso, nosotros platicamos y nos han dicho lo que habían visto, pero evidentemente que el vídeo que tiene la Policía, no es evidencia para inculpar a gente del Ejército de Nicaragua”.

“Si ahora aparece alguien y no es la primera vez que se da un asalto con el uso de prendas militares o de la Policía, y ¿por qué lo pueden estar haciendo? Sencillamente para confundir, porque si alguien está vestido de militar o de Policía en un camino y hacen parada porque son autoridad, sencillamente se detiene y eso tiende a facilitar la comisión de un delito”, indicó Avilés, al término del acto de celebración del Décimo Aniversario de la Fiscalía General de la República.

En cuanto al vehículo Toyota, Yaris, gris, que se usó para el secuestro y que es una de las claves para saber si esa placa estuvo vinculada con el Ejército, Avilés dijo que la Policía ha podido determinar en sus archivos a quién pertenece y que no es a la entidad castrense.

Lo dicho por Granera

Aminta Granera dijo que hasta el momento no cuentan con ninguna certeza que les indique que hay miembros de la institución castrense involucrados en la ejecución de Barraza y José Ángel Varela y su hijo, del mismo nombre.

“Es un caso complejo por los antecedentes delictivos de todas las personas que se han visto involucradas en él, son personas que tienen largo antecedente delictivo, que han entrado y han salido del país, que operan desde otros países vecinos de la región, estamos trabajando, investigando, estamos siendo con ustedes transparentes dándoles los avances de la investigación”, aseveró Granera.

La jefa policial afirmó que investigan a Óscar o Walter Chávez, quien según una fuente es miembro del Ejército, pero no dio detalles de quién es este personaje. “Estamos investigando a esa persona y muchas personas más, aquí están involucrados en este caso muchas personas que han estado vinculadas con cárteles de las drogas, con el Cártel Lorenzana, con el Cártel Guatemala, con personas del crimen organizado de Honduras, con personas del crimen organizado de México, estamos investigando a muchas personas” aseguró Granera.

Vehículo no aparece

Sobre el nicaragüense Arnoldo Schiffer Gago, supuesto dueño del Toyota Yaris 2007, color verde en que se movilizaban los sicarios y quien está vinculado a un grupo de tráfico de droga, con el cártel Lorenzana, con sede en Guatemala, según la Policía, la jefa policial dijo que le están siguiendo la pista y que la última ubicación que tienen de él fue en Guatemala. Pero aún la captura no ha sido posible y tampoco aparecen los vehículos.

Granera dijo que sólo hay un vehículo Yaris involucrado en el caso y aunque aseguran conocer quién es el dueño del vehículo Corolla en que se movilizaba Barraza, no ofrecieron el nombre, solo que fue rentado en Managua.

Justifica falla de inteligencia policial

¿Fallaron los órganos de inteligencia policial en este caso?, se le preguntó a Granera, y respondió: “¿Vos creés que todos los órganos nuestros de seguridad van a retener a todos?, no existiría delito y desde la primera sociedad que existió en el mundo hay crimen y hay delito, nosotros lo que tenemos son niveles de seguridad extraordinariamente envidiables”, justificó la jefa policial.