•  |
  •  |
  • END

Durante una comparecencia televisiva ayer, el presidente Daniel Ortega precisó que intercambiarán las 45 manzanas que la Universidad Nacional Agraria (UNA) donó para la construcción de viviendas para los damnificados, con varias fincas expropiadas a narcotraficantes y con transporte.

Ortega agradeció la “comprensión y solidaridad de la mayoría de los estudiantes” de la UNA y aseguró que a esta universidad se le entregaron “tierras, varias fincas, incluso con ganado y les vamos a buscar transporte para que en las actividades puedan contar con un vehículo”.

Telémaco Talavera, Rector de la UNA, confirmó lo dicho por el mandatario, detallando que se trata de más de unas 4 mil manzanas de tierras distribuidas en fincas en todo el país que serán destinadas para el uso académico y para el desarrollo científico y productivo.

“Hemos tenido un verdadero y decidido apoyo del gobierno de la República”, celebró Talavera, quien la semana pasada tuvo que enfrentar una rebelión estudiantil en protesta por la donación de las 45 manzanas de tierra de la finca Santa Rosa, donde se les construirá casas a entre 1,200 y
1,500 familias.

Para variar doña Rosario a coordinar

Según el gobernante, la próxima semana Rosario Murillo se presentará en la zona donde se construirán las viviendas de los damnificados para coordinar esas tareas.

Talavera afirmó que los trabajos tanto del proyecto habitacional, como del traslado y modernización de las granjas bovinas y caprinas de la Facultad de Ciencia Animal, están bastante avanzados.