•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • END

Radio Guegüense, una emisora con 53 años de cultura radiofónica y constituida como un referente de lo nacional a través de las ondas hertzianas, cerró sus transmisiones, según informaron fuentes de la misma.

Su cierre se debió a insalvables problemas económicos que hicieron insostenible mantenerla en el aire, por lo que definitivamente dejó de operar.

Esta emisora, que se caracterizó desde un inicio por su perfil cultural, la única del país, atravesó en los últimos años por diversas crisis económicas, debido a la falta de apoyo de la empresa privada y del gobierno mismo.

Patrimonio nacional
La declaratoria de Radio Güegüense como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación (Ley 709) por parte de la Asamblea Nacional en noviembre del 2009, no le valió de mucho, aún cuando en la misma legislación se ordenaba asignar una partida del Presupuesto de la República.

“Destinar una Partida Especial cada año en la Iniciativa de Ley Anual de Presupuesto General de la República, para fortalecer la Institucionalidad de Radio Güegüense” reza el artículo tres de la mencionada ley.

Jesús Miguel “Chuno” Blandón lamentó el cierre de esta emisora, la cual marcó un hito en la historia de la radiodifusión nacional, “es una radio insustituible”.

Recordó que en la década de los ochenta la emisora fue subsidiada por el gobierno, por lo que considera que ahora también puede hacerlo.

En el presupuesto del 2010 no se destinó ninguna partida y para la del próximo año tampoco. Esto sumado con el poco apoyo privado, llevaron a la radio al cierre.

Blandón insistió en la necesidad que el capital privado y el gobierno brinden el apoyo necesario para que la radio no desaparezca.

Tradición cultural
Luego de medio siglo de tradición y divulgación de la cultura nacional a través de la radioemisora, María Cardenal Belén, perteneciente de la tercera generación que llevó la dirección de la radio, no pudo evitar el colapso.

En el lugar donde funcionaba la radio no quedó más que una caja vacía y maltrecha. El equilibrio financiero por el que pasó la radioemisora hace nueve años, fue el primer aviso de una irreversible desaparición, cuando los “raiting” marcaban puntos a favor de otras y no muy buenos para la Güegüense.

Con el S.O.S de hace una década, Radio Guegüense dio un respiro, pero Belén Cardenal sabía que su cierre sería cosa de tiempo

“Nadie considera negocio dar publicidad a una radio cuya proyección es eminentemente cultural”, afirmó en diferentes ocasiones.   

Cabe destacar que Radio Guegüense, fue fundada hace 53 años por don Salvador Cardenal Arguello, y su primer nombre fue Radio Centauro.

Desde su inicio, fue la radio que identificaba a los nicaragüenses y en cada programa hubo más de uno que acaparó los detalles de la historia y tradiciones de la cultura de Nicaragua.

Es importante recordar lo que dijo Octavio Paz durante el primer tropiezo de Radio Güegüense. “Los lectores de ‘literatura culta’ y los oyentes de música clásica o de aquella que expresa el sentimiento profundo de su verdadera identidad cultural —siempre pocos o aunque sean muchos—, participan individual y colectivamente de algo inmenso”.  “Los muchos-pocos que leen poesía o escuchan música clásica o nacional, se internan en realidades inconmensurables y allí descubren su propia infinitud. El hecho de leer un poema, escuchar una sinfonía o una pieza que nos conecta con nuestra identidad cultural; también nos conecta con una zona transpersonal e inmensa de nuestra propia individualidad”.

“Durante avanza la revolución mediática y la transnacionalización, los valores culturales van siendo dejados por el dilema de imposiciones consumistas del mercado”.

Según Milan Prado, licenciado en Comunicación y maestro de Producción Radiofónica, “Octavio Paz no estaba lejos de la absoluta verdad, en tiempos como estos donde la tecnología avanza de forma acelerada ya no hay pasión o ternura por lo culto, sino más de vigilancia o protagonismo y se pierde la esencia de la cultura; se busca alimentar el morbo”