elnuevodiario.com.ni
  •   MANAGUA  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Unión Europea (UE), a través de la Comisión Europea (CE), financiará 22 proyectos de preparación ante desastres en Centroamérica por un monto total de diez millones de euros (unos 13,7 millones de dólares), informó hoy una fuente comunitaria.

La responsable del Programa de Preparación para Desastres de la Unión Europea en Centroamérica (Dipecho), la francesa Virginie André, informó en rueda de prensa que los programas permitirán la realización de obras de apoyo a infraestructuras de emergencia, el desarrollo de mapas de riesgos y sistemas de alerta temprana, entre otras medidas.

Esos fondos serán otorgados como parte del séptimo plan de acción de ese programa, que se dio por comenzado hoy en Managua y que finalizará en los últimos días de 2011, y que beneficiará a más de 500.000 centroamericanos, 200.000 de ellos nicaragüenses.

Las operaciones del Dipecho se llevarán a cabo en los seis países centroamericanos, donde financiarán 19 proyectos nacionales y tres de carácter regional, precisó. "Son seis (proyectos) en Nicaragua, cinco en El Salvador, cuatro en Honduras, cuatro en Guatemala y tres a nivel regional", detalló André.

Explicó que el programa Dipecho busca fortalecer las capacidades de respuesta de las comunidades más vulnerables ante eventos como terremotos, huracanes, erupciones volcánicas, inundaciones y tormentas, principales amenazas en Centroamérica. La región fue integrada en el programa Dipecho en 1998 y desde entonces hasta la fecha la CE ha implementado seis planes de acción financiando 94 proyectos por un monto total de 32,5 millones de euros (unos 44,6 millones de dólares), subrayó la fuente.

En Nicaragua se ejecutarán seis proyectos de preparación ante desastres por un valor total de 2,8 millones de euros (unos 3,8 millones de dólares) a través de los socios de la CE presentes en este país, entre ellos, Acsur, Care, Cruz Roja Española, Intermón, Oxfam y Save the Children, indicó la representante europea. Esos seis proyectos se ejecutarán en la Región Autónoma del Atlántico Norte (RAAN), vulnerable ante huracanes e inundaciones, en la zona norte-centro del país  y en núcleos urbanos del Pacífico que sufren "amenazas sísmicas y volcánicas", añadió.