•   SAN JOSÉ  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de Costa Rica reconoció hoy el derecho soberano de Nicaragua a realizar trabajos de dragado en el fronterizo río San Juan, aunque manifestó que espera que las obras no tengan impacto ambiental en el territorio de Costa Rica.

"Nicaragua tiene soberanía sobre el río San Juan, le asiste todo el derecho de hacer esas obras de dragado y de construir una represa, pero esto no implica que no podamos tener la información necesaria para asegurarnos que no haya problemas de tipo ambiental", afirmó en conferencia de prensa el ministro de la Presidencia, Marcos Vargas.

"Con el nivel de relaciones cordiales que tenemos con Nicaragua en este momento, estoy seguro que no habrá ningún problema en obtener la información que solicitamos", agregó el funcionario.

El gobierno de Nicaragua inició ayer el dragado en el cauce del río San Juan, que recorre un largo tramo de la frontera con Costa Rica. Las autoridades han aclarado que el objetivo de estos trabajos es eliminar el sedimento que se ha acumulado en el río, dificultando la navegación. También tiene el propósito de construir una represa para aprovechar el potencial hidroeléctrico del San Juan, uno de los ríos más caudalosos de Centroamérica.

Inicialmente, Costa Rica se opuso a esta labor argumentando que tendría un impacto muy fuerte en fuentes hídricas en su territorio, e incluso la Cancillería envió una nota pidiendo a las autoridades nicaragüenses que suspendieran las obras hasta que haya un estudio de impacto ambiental. Posteriormente suavizó la posición y sólo ha insistido en que Nicaragua informe sobre el desarrollo de los trabajos.