•  |
  •  |
  • END

Ayer, León, el departamento más afectado por Leptospirosis, se reportó estable en la demanda de atención médica relacionada con esa enfermedad.

El doctor Ricardo Cuadra, Director del Hospital Escuela “Óscar Danilo Rosales Argüello”, Heodra, informó que los casos febriles y sospechosos de Leptospirosis han disminuido considerablemente.

Según el funcionario de salud, la epidemia en el departamento de León se encuentra controlada y “no se han producido más fallecimientos”. En ese departamento se registran 9 muertes por esa enfermedad que empezó a atacar a la población en la última semana de septiembre.

Por su parte, Sonia Castro González, Ministra de Salud, reiteró que la enfermedad se ha contenido gracias a las acciones emprendidas entre las que destacó la distribución de 130 mil 226 dosis de tratamiento preventivo en todo el país. No refirió cifras nuevas del comportamiento de la enfermedad que tiene bajo estado de emergencia sanitaria al país, limitándose a decir que la curva de muerte está contenida.

Brote de Leptospirosis era predecible

Una vez más el país sufre un mal que pudo evitarse o al menos esperarse lo suficientemente preparados como para afrontarlo sin tener que ceder vidas, como ha sucedido con el brote de epidémico de Letptospirosis que ya registra 17 víctimas mortales, de las cuales una aún falta por ser confirmada por las autoridades del Ministerio de Salud, Minsa.

Según el doctor, Vicente Maltez Montiel, especialista en Medicina Interna, esta situación “era una cosa esperada”, pues es una enfermedad con un condicionamiento ambiental relacionada a la época de lluvia, fenómeno que ha afectado nuestro territorio en los últimos meses.

“Nunca nos vamos a cansar de decir de la necesidad de prevención que deben tener los organismos sanitarios de la nación, porque como suele suceder, siempre los más humildes son los que pagan los platos rotos”, apuntó el especialista que desde 1995 viene estudiando el fenómeno de la Leptospirosis, cuando Achuapa sufrió un brote que dejó como saldo 30 personas fallecidas y más de 3 mil afectados.

“Los organismos sanitarios no pueden estar trabajando en función de salirle al paso a cada nueva epidemia, tenemos que incrementar la prevención”, agregó.

Explicó que estamos frente a una enfermedad de comportamiento cíclico de entre 4 y 5 años y que además se caracteriza por ser endemo-epidémica, lo que significa que van a suceder casos de forma permanente y que en algún momento se sale de control resultando en un brote epidémico que el caso que estamos experimentando.

Hizo énfasis en la importancia de no bajar la guardia dado que aunque se controle la epidemia habría peligro tres meses más porque sólo cuando está seco, la bacteria de leptospira muere.

En este momento llamó la atención a la población a seguir las recomendaciones de las autoridades del Minsa para que todos aquellos que presenten cuadros febriles acudan a la unidad de salud más cercana.

Sospecha de fallecido en Tipitapa

Autoridades del Ministerio de Salud investigan las causas del fallecimiento del joven Marlon Giovanny Hernández Lira, quien aparentemente contrajo Leptospirosis.

Según galenos del hospital de atención primaria “Yolanda Mayorga”, el joven de 23 años ingresó hace tres días, presentando algunos síntomas de la mencionada enfermedad, entre ellos fiebre alta, vómitos en algunas ocasiones con sangre y dolor de cabeza.

Hernández fue tratado con antibióticos, pero a las seis de la mañana de ayer expiró, su mamá Isabel Lira, no supo indicar desde cuándo su hijo empezó a sentirse mal.

El joven era originario de la comunidad de San Juan de la Plywood, ubicada a unos ocho kilómetros del casco urbano del municipio de Tipitapa.

Costa Rica previene Leptospirosis

El Ministerio de Salud de Costa Rica aún no declara alerta sanitaria en su frontera por los casos de Leptospirosis que ya dejan 16 muertos en Nicaragua, aunque las autoridades sanitarias solicitan a sus pobladores mejorar prácticas de higiene para evitar una epidemia.

A pesar del llamado la Ministra de Salud, María Luisa Ávila, ve poco probable que el brote de esta enfermedad vaya a generar problemas en este país.

Como parte del llamado, Ávila recomendó a la población hervir el agua de consumo, sobre todo a quienes habitan en sitios donde puede haber ratas.

Aunque Nicaragua declaró alerta sanitaria el fin de semana, Ávila no lo considera necesario porque esta enfermedad no es contagiosa y además, el brote en Nicaragua no ocurre cerca de la frontera con su país.

¡Alerta con los síntomas!

El doctor Vicente Maltez Montiel recomienda a la población estar atentos a cualquier manifestación de síntomas asociados a la Leptospirosis. Entre los claves mencionó fiebre alta de hasta 40ºC que se acompaña de escalofríos y dura hasta 9 días; cefalea que se localiza detrás de los ojos, y mialgias o dolores musculares generalizados especialmente en las pantorrillas.

Además, la persona puede presentar tos, dolor en la garganta, tos o vómito con sangre, ganglios inflamados, convulsión, entre otros.

Hizo énfasis en no esperar en casa ante la manifestación de alguno de estos signos, ya que si se atiende antes de cinco días, eleva las probabilidades de salvar su vida, “después está demostrado que la lucha por la vida va ser más difícil… Ningún exceso es incorrecto cuando está de por medio la vida”, subrayó, tomando en cuenta que las estadísticas señalan que 1 de cada 10 casos graves de Leptospirosis muere.

Tome medidas

La Leptospirosis es una zoonosis, es decir que es una enfermedad de los animales que pasa de forma accidental a los humanos. En ese proceso están involucrados tanto domésticos como salvajes, encabezando la lista las ratas, ratones, además de los perros, caballos, cerdos, ardillas y mofetas.

La forma de contagio más común se produce de forma indirecta al tener de alguna manera contacto con la orina infectada del animal. La bacteria de Leptospira puede entrar al ser humano por medio de los ojos, la nariz, la boca y por cualquier herida en la piel. Unas sencillas medidas de prevención pueden ponerle a salvo del contagio:

* Proteja los alimentos y fuentes de agua.
* Evite nadar en aguas bajo sospechas de contaminación.
* Atienda al personal de vigilancia epidemiológica sobre todo en la ingesta del tratamiento preventivo que consiste en dos tabletas de Doxiciclina semanal.
* Mantenga medidas higiénicas en el hogar, incluyendo el manejo adecuado de desechos.
* Atienda a los animales domésticos con ayuda de un veterinario.
* Controle la presencia de roedores.

(Con la colaboración de: Jessie Ampié, José Luis González y Sixto Valladares)