Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

Después de dos años y 20 días de pasar postrada en una cama en estado vegetativo en la Clínica Santa Gema, Clara Meneses Sequeira, de 31 años, se rindió a la muerte y sus familiares denunciaron que hubo negligencia médica por parte de galenos de este centro hospitalario privado, localizado en el departamento de Masaya.

La joven falleció la madrugada del domingo recién pasado, luego de estar internada en dicha clínica a la que ingresó el 27 de septiembre de 2008 para realizarse una cesárea. Un año después, familiares de la fallecida denunciaron ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) la negligencia médica y su queja fue sustentada por las autoridades del Instituto de Medicina Legal (IML) de Masaya.

“En la paciente Clara Meneses no se tomaron en cuenta los múltiples factores de riesgo, tales como un embarazo de alto riesgo, con datos ultrasonográficos de placenta previa, con un sangrado transvaginal de 6 horas, con un conducto viable y con un peso adecuado para su edad gestacional, y procedente de una zona rural alejada, para decidir su ingreso al momento de su último control prenatal, para prever posibles complicaciones o inicio del sangrado”, indica el dictamen del IML.

“Lo que quiero es que nos informen los médicos a ver qué fue lo que pasó. Allí hubo negligencia médica”, aseveró doña Sodelba Sequeira, abuela materna de Clara.

Familiares negociaron con la clínica

A pesar de que habían hecho una denuncia pública y habían buscado la asistencia de la CPDH, los familiares de Clara, en junio del año pasado, negociaron con las autoridades de la clínica por la situación de la paciente.

Ellos firmaron un documento en el que el hospital se comprometió a facilitar atención médica a Clara, una cama, una silla de ruedas y 10 mil dólares, pero exonerando de toda responsabilidad legal a la Clínica Santa Gema.

Heberto López Canda, de 38 años, esposo de Clara, dijo que a finales de agosto de este año intentaron sacar a su esposa de la clínica, porque observaron que estaba siendo mal atendida y su salud había desmejorado, pero no se lo permitieron.

Los quejosos mostraron a EL NUEVO DIARIO fotos en las que aparece la fallecida completamente desnutrida e irreconocible. END llamó a la clínica y al celular de la doctora Marisol Díaz Téllez, subdirectora de la clínica, para conocer su versión del caso, pero no contestó a nuestras llamadas.

CPDH averiguará

Marcos Carmona, Director Ejecutivo de la CPDH, recordó que en este caso hubo negligencia médica y que solicitarán que se aclaren las causas de la muerte de Clara.

La víctima deja a seis hijos en la orfandad en las edades comprendidas entre los dos y 16 años, quienes obtuvieron una pequeña casa y una camioneta producto del acuerdo que hicieron sus familiares con las autoridades de la clínica.