Máximo Rugama
  •   ESTELÍ  |
  •  |
  •  |
  • END

Los estudiantes y maestros del Instituto Politécnico “Francisco Rivera Quintero”, conocido como Intae-Estelí, decidieron paralizar las clases en protesta por el retorno de la ex directora Martha Mejía, separada hace un mes de su cargo. El regreso de la funcionaria se produjo con el sorpresivo reintegro de Dámaso Vargas, al frente de Inatec.

A la protesta se sumaron los trabajadores del área administrativa y los guardas de seguridad, después de que la mañana de este martes recibieron una comunicación telefónica desde Managua, señalando que con la llegada de Vargas  a la dirección ejecutiva del Instituto Nacional Tecnológico, también sería restituida en su cargo, Martha Mejía.

Varios de los trabajadores, entre ellos Norma del Socorro Salgado Castillo, señalaron que Martha Mejía los trataba como esclavos y hasta les hacía interrogatorios. Hay estudiantes y trabajadoras de las áreas docente-administrativa que aseguran que Mejía les preguntaba sobre asuntos íntimos de pareja. Dijeron que no la quieren ni como directora ni como docente.

La mayoría de estudiantes, maestros y trabajadores administrativos respaldan la administración de la profesora Cándida Benavides, a quien consideran una persona altamente profesional. “En un mes de estar al frente del centro se observa el cambio”, dijeron.

Destacaron que Mejía, quien es una de las protegidas de Dámaso Vargas, no las llamaba por sus nombres sino que sólo les sonaba las palmas de las manos o golpeaba unas tablas para que se presentaran a su oficina.

Indicaron que como nunca nombró a todo el personal que necesita el centro, a todos los trabajadores se les recargaban sus labores y los hacía laborar más de la jornada que establece el Ministerio del Trabajo.