•  |
  •  |
  • END

Mientras el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, afirmaba que la nueva Ley de Contrataciones, aprobada por el oficialismo y sus aliados en la Asamblea, fomenta la “transparencia y la eficacia”, el Cosep se mostró satisfecho y el organismo cívico Ética y Transparencia, manifestó cierta desconfianza en la promesa de que los vacíos que contiene la norma sean superados en el reglamento.

El BID, a través de un comunicado, sentó su posición alrededor de la polémica aprobación y avaló lo decidido por los diputados que el martes decidieron aprobar la nueva Ley de Contrataciones Administrativas del Sector Público.

Indicó que el proceso de revisión del proyecto de ley buscó la generación del mayor grado de consenso posible y la adopción de las principales tendencias internacionales en la materia y que en este contexto, dos de los principios fundamentales incluidos en la nueva Ley son la transparencia y la eficiencia.

Generaron consenso, dicen

“Hemos apoyado la generación del mayor consenso posible con las todas las partes involucradas en la modernización del Sistema Nacional de Contrataciones Públicas que habían emitido comentarios previamente,” explicó Mirna Liévano de Marques, Representante del BID en Nicaragua, a través del comunicado.

Añadió que el BID ha abogado por la transparencia y sus observaciones han sido de amplia divulgación y que la mejor muestra es que todas se publicaron en el sitio web de la institución, así como los comentarios emitidos en septiembre de 2009 al proyecto de ley existente a esa fecha. A esto sumó el elemento de facilitación del diálogo con todos los sectores interesados en el tema.

En ese sentido mencionó que para la revisión del proyecto de ley, la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional conformó un equipo técnico integrado por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, la Dirección de Contrataciones del Estado (DGCE), el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), el Consejo Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conimipyme) y el BID.

Ese equipo técnico, sostuvo el BID, se alimentó de comentarios emitidos previamente por diferentes sectores; además, analizó cada uno de los artículos del proyecto de ley, a la luz de los comentarios levantados por las partes involucradas.

“El proceso de revisión del proyecto de ley buscó la generación del mayor grado de consenso posible y la adopción de las principales tendencias internacionales en la materia. En este contexto, dos de los principios fundamentales incluidos en la nueva Ley son la transparencia y la eficiencia”, concluye el pronunciamiento.

Cosep satisfecho

El presidente del Cosep, José Adán Aguerri, por su lado, dijo que será hasta hoy que emitan su comunicado señalando en detalle los puntos relacionados con la aprobación de la ley, sin embargo, adelantó que las 18 mociones que presentaron fueron tomadas en cuenta por los diputados antes de dar el visto bueno.

“No es una ley perfecta, tiene sus debilidades, sus vacíos, pero se trata de un giro de 180 grados en lo relacionado con las compras, es ágil, es moderna y tiene los puntos de control y transparencia que se requieren, además que se abre las puertas para que la pequeñas y medianas empresas participen”, dijo Aguerri.

EyT muestra su recelo

César Martínez, del área de transparencia del organismo cívico Ética y Transparencia, dijo que la aprobación apresurada de la nueva ley no fue lo más adecuado de parte de los diputados de la Comisión Económica, pues cabía la posibilidad de que se discutieran con detenimiento aspectos pendientes, o mociones de la Cámara de Comercio Nicaragüense Americana, Amchan, pero que no hubo chance para ello.

“Nosotros creemos que mucho quedó por resolver en el reglamento y que hay un compromiso no sólo del gobierno, sino del BID y del Cosep, para que se apruebe de la mejor manera, estamos creyendo en que puede lograrse porque así como quedó la ley no se corresponde con lo que habíamos planteado”, dijo Martínez.

Añadió que el consultor del BID, Gonzalo Suárez Beltrán, será quien se encargue de hacer una propuesta de reglamento que tomará en cuenta lo que diga la Dirección General de Contrataciones del Estado, el Cosep y las consideraciones que tenga E y T.