Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

El primer Secretario de la Asamblea Nacional, Wilfredo Navarro, se comprometió ayer ante un centenar de mujeres de 18 organizaciones femeninas que con su firma introducirá oficialmente a la Secretaría del Legislativo el proyecto de “Ley contra la violencia hacia las mujeres”.

Después de recibir en su despacho a una delegación de mujeres, el directivo parlamentario se comprometió a presentar la iniciativa ante la junta directiva del Parlameto cuando ésta se reúna en los próximos días para darle el trámite al proyecto del Presupuesto de la República para 2011.

Navarro dijo que “esta ley es un avance cuantitativo y cualitativo de la sociedad nicaragüense, porque a partir de su aprobación los hombres tenemos que saber que no podemos maltratar a las mujeres sin que nos caiga el peso de la ley”.

De paso, el directivo parlamentario exhortó a las diferentes organizaciones de mujeres a que demanden a las diferentes bancadas que integran el Legislativo para que apoyen la iniciativa, “porque el respeto a que haya una igualdad de género no tiene colores políticos”.

Azucena Flores, víctima de violencia intrafamiliar, entregó a Navarro la iniciativa de ley para “enfrentar la violencia que se ejerce sobre las mujeres, ya que en lo que va del presente año, 69 féminas han sido asesinadas por sus maridos, cónyuges o compañeros de vida”.

La iniciativa fue acompañada con 12.052 firmas de ciudadanos que respaldan la necesidad de dotar el espectro jurídico penal de una ley que tipifique como delitos el feminicidio, violencia psicológica, amenazas, violencia física, violencia sexual, acto carnal con víctimas especialmente vulnerable, violencia patrimonial y económica y violencia institucional.

María Teresa Hernández le pidió a los 92 diputados de la AN que respalden “este proyecto de ley y por lo menos –en lo que falta para que concluya la actual legislatura- quede aprobado en lo general antes del 25 de noviembre “como un testimonio práctico de su compromiso con más del 60% de la población que somos las mujeres”.

La iniciativa se desarrolló y consultó en el marco del proyecto “Construyendo Estrategias y Acciones Frente al Femenicidio y la Violencia de Género contras las mujeres en Centroamérica”, financiado por la Unión Europea y ejecutado por la iniciativa Cristiana Romero de Alemania. También participó Ormusa, de El Salvador, el Movimiento de Mujeres Trabajadoras “María Elena Cuadra”, el Centro de Derechos de Honduras y el Sector de Mujeres de Guatemala.

La iniciativa se ampara en la Constitución Política, en su artículo 140, numeral 4; en la Ley de Participación Ciudadana; en la Convención Sobre la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer (Cedaw), la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer. Todos estos tratados han sido firmados por el gobierno de Nicaragua.

La iniciativa tiene como objetivo actuar contra la violencia que se ejerce sobre las mujeres, con el propósito de garantizar su acceso a la justicia y su derecho a vivir una vida libre de violencia, que favorezca su desarrollo y bienestar conforme los principios de igualdad y no discriminación, estableciendo medidas de protección integral para prevenir, sancionar, erradicar y prestar asistencia a sus víctimas.

Durante el proceso de consulta de la iniciativa participaron más de 500 mujeres víctimas de la violencia intrafamiliar de los municipios de Managua, Masaya, Chinandega, León, Granada, Juigalpa, Estelí y la Costa Atlántica.