•  |
  •  |
  • END

Siete familias conformadas por unas 70 personas relacionadas o que tienen un parentesco familiar con Frank Oviedo Fuentes, condenado por narcotráfico y crimen organizado, denunciaron ayer ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), haber sido despojadas ilegalmente de entre 450 y 500 manzanas de tierra, propiedades, vehículos y ganado por parte de la Procuraduría General de la República (PGR), con apoyo de la Policía Nacional.

Frank Oviedo fue condenado en octubre de 2009 junto a otras personas por los delitos de transporte internacional de estupefacientes, crimen organizado y lavado de dinero, y la mayoría de sus bienes fueron ocupados y subastados por las autoridades correspondientes.

Pero algo que llama la atención en la denuncia es que los afectados aseguran que los oficiales que realizaron los despojos dijeron que las tierras ya pasaron a manos de las autoridades de la Universidad Nacional Agraria (UNA) y que este punto lo han comprobado.

Llamamos en varias ocasiones al celular del rector de la UNA, Telémaco Talavera, para conocer su versión, pero no contestó.

Los dejaron en la calle

Las ocupaciones se hicieron en comunidades y comarcas de los departamentos de Juigalpa, Granada y Matagalpa.

Ana Oviedo Fuentes, hermana de Frank Oviedo y una de las afectadas, aseguró que la Policía la despojó de 28 manzanas de tierra, 45 cabezas de ganado, un camión marca Kia y su plantación de plátanos. Además de que la sacaron de su vivienda junto a sus cuatro niños, que ahora están durmiendo en la calle.

Los denunciantes son familiares de Frank Oviedo, a excepción de doña Soraya Rivas, pobladora de la comarca Santa Ana, del departamento de Granada, quien asegura haber sido despojada de 175 manzanas de tierra, 340 cabezas de ganado y señaló que su único pecado fue haberle comprado hace cuatro años la propiedad a un hermano de Oviedo.

“No respetan leyes”

Manuel López Calero, abogado de una parte de los afectados, recordó que el Ministerio Público en ningún momento ha acusado a los denunciantes por algún delito, pero sí lo hizo de manera autónoma la PGR, sin embargo, la Sala Número Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua declaró nulo lo actuado en contra de los quejosos.

“Sin embargo, la Juez Adela Cardoza, (del Juzgado Segundo Distrito Penal de Juicio) de forma anómala dice que estas personas son inocentes, pero confiscó sus bienes…entonces ¿cómo le piden al ciudadano que respete las resoluciones judiciales si la Policía y las autoridades de este país no las están respetando?”, se preguntó Calero.

EL NUEVO DIARIO buscó la versión de la Policía, pero la comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de esta institución, no respondió a nuestra solicitud.

Cenidh investigará

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, dijo que al parecer el caso se trata de acciones arbitrarias por parte de las autoridades que imparten justicia, por lo que solicitarán una entrevista con la jefatura de la Policía, la Fiscalía y el rector de la UNA, para conocer los detalles de la denuncia.

“No podemos dejar de condenar si es exactamente cierta, como los denunciantes lo han manifestado, la forma en que (sucedieron los hechos) completamente alejados de los procedimientos legales y violatorios de la ley”, aseveró.