•  |
  •  |
  • END

“No hay por qué alarmarse”, aseguró, ayer el Director Ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, Alejandro Rodríguez, debido a que frente a las costas de la región del Caribe nicaragüense existe un sistema de baja presión que podría convertirse en una tormenta tropical, según el Centro Nacional de Huracanes, CNH.

Rodríguez mencionó que la ciudadanía en general no debe alarmarse por las características de este sistema de baja presión, ya que presenta vientos de 30 kilómetros por hora a 40 kilómetros por hora. “La población no debe alarmarse por este sistema, ni siquiera hay organización en las nubes y los vientos no son muy fuertes, no queremos que haya una alarma injustificada”, expresó.

El titular advirtió que esta situación climática existe desde el pasado día sábado y que posee un movimiento errático, ya que ha cambiado de dirección un sinnúmero de veces.

“En los primeros días, esta baja de presión se estuvo moviendo en frente de las costas del Caribe hacia el noroeste, después se movió al norte, y volvió al noroeste, pero (antes del mediodía de ayer) me dijeron que se mueve en dirección sureste, entre el Cabo Gracias a Dios y Jamaica.

Su trayectoria es errática, está como un barco a la deriva, lo cual nos dificulta cualquier pronóstico, pero estamos monitoreando y cualquier cambio estaremos confirmándolo”, precisó.

El titular informó que existe un 70 por ciento en que este sistema se pueda convertir en un ciclón tropical, comunicó el CNH. Asimismo, Rodríguez señaló que la organización, con sede en Miami había enviado un avión para realizar un reconocimiento, y que sus especialistas manifestaron que existía una posibilidad de que en horas de la noche de ayer se produjera una depresión, causando lluvias en la Región Atlántico Norte.

“La Región del Atlántico Norte, puede que presencie lluvias, pero éstas no serán fuera de lo normal, al igual que el Pacífico, ya que éste tiene su propio comportamiento, pero nosotros vamos a mantener informados a la población por si se presentara otro incidente climático, pero ahora asegurar algo no podemos”, calificó.

Por último, el titular afirmó que el pasado martes llovieron en zonas de la región central, por ejemplo en Juigalpa Chontales, donde cayeron 50 milímetros de agua y en Jinotega 30 milímetros, por lo que especificó que esto colaboraría a que los niveles de ambos lago crezcan, pero que en estos momentos no podía advertir una cantidad exacta.