•   Miami  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El gobierno de Daniel Ortega declaró esta tarde alerta amarilla en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN y la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, ante la amenaza de la decimoséptima tormenta tropical "Richard", la cual se formó hoy al noroeste del Caribe, cerca de la costa de Honduras y Nicaragua, y que podría convertirse en huracán este fin de semana.

Según el último informe emitido por las autoridades nicaragüenses indica que "Richard" se encuentra a 330 km al este-noreste de Cabo Gracias a Dios con vientos máximos sostenidos de 65 km/hora y ráfagas con velocidades mayores, desplazándose hacia el sureste con una velocidad de traslación de 9 km/hora, pero se espera un giro gradual hacia el sur-suroeste y oeste en las próximas 48 horas.

Este fenómeno ha generado lluvias en todo el territorio nacional, sin embargo las precipitaciones con mayor intensidad se registran en la RAAN, RAAS y los municipios de Nandaime, Juigalpa, León, Chinandega y la zona aledaña al Aeropuerto Internacional de Managua.

Sistema se moverá muy lento
De acuerdo a los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes el sistema se moverá muy lentamente, y no será sino el sábado a las 06:00 horas que se convertiría en huracán,  estando en las proximidades de Cabo Gracias a Dios (a 200 km aproximadamente).

En horas tempranas del Domingo se espera que el huracán esté a unos 200 km al norte de la Costa Caribe hondureña y posteriormente (Lunes 06:00 horas) podría internarse en la península de Yucatán convertido nuevamente en Tormenta Tropical.

Los meteorólogos consideran que las previsiones para el domingo, lunes y martes "son muy imprecisas, y aún la del sábado puede variar substancialmente".

Una tormenta se convierte en huracán de categoría uno cuando sus vientos máximos sostenidos alcanzan los 119 kilómetros por hora en la escala de Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

El cono de proyección de su trayectoria indica que el centro de "Richard" podría impactar en la península mexicana de Yucatán el próximo lunes para emerger después en las cálidas aguas del Golfo de México. "Richard" puede causar aguaceros en Jamaica e inundaciones y deslizamientos de tierra en las zonas afectadas.

Durante la actual temporada de huracanes se han formado 17 tormentas, incluida "Richard", de las que nueve se han convertido en huracanes. Del total de huracanes que se han formado, cuatro de ellos han alcanzado la categoría cuatro en la escala de intensidad de Saffir-Simpson.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos (NOAA, por su sigla en inglés) actualizó su pronóstico y prevé la formación de 14 a 20 tormentas y de 8 a 12 huracanes, que pueden afectar a Estados Unidos, el Caribe, Centroamérica y el Golfo de México.

Los meteorólogos pronosticaron que será una temporada "muy activa" porque de esos huracanes entre cuatro y seis podrían ser de gran intensidad, con vientos superiores a los 177 kilómetros por hora.