•  |
  •  |
  • END

El gobierno de Costa Rica lanzó ayer graves acusaciones contra el Ejército de Nicaragua y envió una nota de protesta al gobierno nicaragüense, señalando incursiones a su territorio y la violación a su soberanía nacional, por el dragado que se lleva a cabo en el río San Juan.

El ministro de Seguridad costarricense, José María Tijerino, dijo ayer a medios locales que la institución tenía indicios de que algo “muy grave” estaba ocurriendo en la zona limítrofe entre ambos países, en la región del nicaragüense río San Juan.

En declaraciones al diario La Nación, informó que el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla ordenó esta semana un sobrevuelo para verificar denuncias de vecinos costarricenses sobre incursiones de uniformados en territorio tico.

La protesta surge en medio de la disputa internacional por la delimitación marítima entre nuestro país y Colombia en el Mar Caribe.

El comunicado del Ministerio de Seguridad Pública y Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, emitido anoche, afirma que ayer confirmaron el alcance de denuncias e indicios de la última semana sobre eventuales irregularidades fronterizas relacionadas con las actividades de dragado del Río San Juan.

“Como resultado de las actividades de dragado en el río San Juan se están produciendo afectaciones a la soberanía costarricense, producto de la instalación de conductores y depósito de sedimentos en territorio nacional”, dice parte de la comunicación.

Agrega que “dichas actividades generan inaceptables daños de impacto ambiental, en una zona que se encuentra clasificada como zona forestal protegida”.

Exigen cese del dragado

En las nota de protesta enviada ayer al gobierno nicaragüense, el Consejo Nacional de Seguridad del vecino país solicita “el cese inmediato de las acciones que resultan violatorias de la soberanía costarricense”.

Agrega que con el propósito de dimensionar los hechos que originan la protesta, ordenaron que funcionarios de la Fuerza Pública, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Ambiente y Energía se hagan presentes en la zona del río San Juan a la mayor brevedad posible.

Militares y dragado

Según información publicada en el diario La Nación, habitantes de la zona han reportado presencia de militares del Ejército nicaragüense, en momentos en que el vecino del norte realiza un dragado en el San Juan.

“Hoy (ayer) voy para una reunión a la Cancillería porque tenemos indicios de que algo irregular, muy grave, está pasando”, afirmó el ministro a la prensa local. Campesinos de Delta Colorado y El Jobo de Sarapiquí, en Costa Rica, habrían reportado por teléfono que militares del Ejército de Nicaragua se instalaron en la finca de un ciudadano costarricense.

 También se mencionan reportes de que, supuestamente, han matado y comido ganado.  Unos vecinos  de San Carlos, que viajaron en excursión a San Juan del Norte, Nicaragua, aseguraron haber visto a los militares en suelo tico, acompañando las labores de dragado que realiza el ex comandante guerrillero Edén Pastora, bajo mandato del presidente Daniel Ortega.

EL NUEVO DIARIO buscó una explicación del Ejército de Nicaragua, pero el coronel Juan Ramón Morales, vocero de la institución, dijo que estaban investigando la información y que no tenían, de momento, una versión al respecto.

Esta es la tercera ocasión en este mes que se vincula a militares nicaragüenses en acciones presuntamente en suelo del vecino país.

Más denuncias

La semana pasada el gobierno de San José denunció la captura de dos agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), policía judicial costarricense, por elementos del Ejército de Nicaragua “cuando cruzaron sin permiso la línea fronteriza”.

La captura de los oficiales ticos, que iban armados y uniformados, según la versión del gobierno, ocurrió en el sector fronterizo de México de Upala, provincia de Alajuela.

Del mismo modo, el pasado 4 de octubre, la abogada nicaragüense Marta Barillas, defensora de unos hondureños capturados por la Fuerza Naval y presentados a los medios nicaragüenses como miembros de una base logística de narcotraficantes, acusó a las fuerzas armadas de haber incursionado en territorio tico.

“Ellos (los militares nica1ragüenses) se metieron en la finca del señor Agustín Reyes Aragón, que está en Costa Rica, y se dedica a la agricultura”, subrayó Barillas a EL NUEVO DIARIO, en defensa de los detenidos por la Fuerza Naval.

Grave acusación a Pastora

Asimismo, ayer se conoció que el ex comandante Edén Pastora será denunciado penalmente por el delito de daños a la propiedad que estaría cometiendo, supuestamente, por “usurpar a la fuerza”, aparentemente con ayuda del Ejército de Nicaragua, una finca costarricense ubicada en la margen sur del río San Juan.

La denuncia será presentada en la Fiscalía de Limón, Caribe de Costa Rica, por el finquero Marco Reyes y su abogado Geovanni Incera.

La denuncia indica que Pastora habría irrumpido con oficiales del Ejército y técnicos del dragado en la finca Aragón, ubicada en un sector conocido como Isla Calero, en Río Sucio, bajo el argumento de que pertenece a Nicaragua y la mitad de ella debe ser dragada.

La propiedad mide unas 270 hectáreas y pertenece al Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), está bajo administración de Reyes y familia, quienes acusaron a Pastora de sacrificar y comerse ganado.

La grave acusación indica que el ex guerrillero y oficiales uniformados y armados del Ejército, habrían golpeado y desalojado a trabajadores de la finca, para afincarse en la propiedad e instalar equipos militares. El denunciante dijo que elevará las denuncias a nivel de cancillería, congreso y cuanta instancia de justicia sea posible.